La defensa del exconsejero Fernández: El tribunal "se aleja del populismo"

1 / 3
El exdirector general de Trabajo, Javier Guerrero, a su salida hoy de la Audiencia de Sevilla. EFE/Raúl Caro Cadenas

Sevilla, 29 nov (EFE).- El abogado de Antonio Fernández, exconsejero de Empleo de la Junta de Andalucía y condenado a 7 años y 11 meses de cárcel por la pieza política de los ERE, ha celebrado este viernes la decisión del tribunal de no mandarlo a prisión y ha considerado que los jueces "se alejan del populismo punitivo".

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla, que juzgó el caso y dictó sentencia el pasado 19 de noviembre, ha decidido este viernes mantener en libertad a Fernández, al también exconsejero José Antonio Viera y a los ex directores generales de Trabajo Javier Guerrero y Juan Márquez, en contra de lo que había pedido la Fiscalía Anticorrupción.

En un comunicado, Alfonso Martínez del Hoyo recuerda que la sentencia fue "durísima" y anuncia que "llegará el tiempo de criticarla" en su recurso de casación porque la considera "profundamente desacertada", aunque también muestra su "máximo respeto y un acatamiento pleno".

El abogado de Fernández, además, expresa su "tranquilidad y confianza en la Justicia", ya que "aunque muchos estén reaccionando y posicionándose como si fuera así, aún no está dicha la última palabra ni está cerrado el caso", en alusión al futuro dictamen del Tribunal Supremo.

En cuanto al auto de este viernes, el letrado lo califica de "modélico" y explica que "el tribunal proclama la primacía del valor de la libertad y la necesidad del respeto absoluto a la presunción de inocencia", con lo que "deja bien claro ante la sociedad que a una persona no se la puede considerar autora de un delito hasta que se declare probado en sentencia firme".

También interpreta que la Sala "se aleja de cualquier manifestación de populismo punitivo y evita que la Administración de Justicia pueda quedar reducida a instancia burocrática represiva".

Según Martínez del Hoyo, "hoy habría sido un día triste para el Estado de derecho de haber prosperado la pretensión del Ministerio Fiscal", que minutos antes ha tildado de "barbaridad" en declaraciones a los periodistas, aunque también ha recordado que los fiscales "venían cumpliendo órdenes de sus superiores".

El abogado del ex director general de Trabajo Juan Márquez, Manuel Pérez Cuajares, ha dicho a Efe que está "satisfecho" porque "la medida era innecesaria, no había riesgo de fuga y afortunadamente la Sala ha estimado que no correspondía su adopción", mientras que la defensa de Javier Guerrero, también exdirector de Trabajo, ha recalcado que su cliente y los otros tres encausados han estado "cumpliendo" las comparecencias judiciales "durante 9 años".

Además ha definido como "barbaridad" la solicitud de Anticorrupción respecto a la prisión de los cuatro ex altos cargos, aunque "también dijo el fiscal que venía cumpliendo órdenes de sus superiores", ha añadido José Ávila, abogado de Guerrero.

Fernández y Guerrero han sido condenados en el caso ERE a siete años, once meses y un día de prisión y diecinueve años, seis meses y un día de inhabilitación absoluta por un delito continuado de prevaricación en concurso medial con un delito continuado de malversación, mientras que Viera y Márquez han sido condenados por los mismos delitos a siete años y un día de cárcel y dieciocho años y un día de inhabilitación absoluta.