Defeca en la piscina municipal y obliga a cerrarla durante un día

Redacción ElHuffPost

La pobre gente de Catarroja (Valencia) vivió este miércoles lo que popularmente se conoce como un día de mierda. Literal. 

Porque la piscina municipal de la localidad tuvo que ser cerrada por el comportamiento incívico de un individuo al que no se le ocurrió mejor idea que defecar en el agua. 

El alcalde de Catarroja, Jesús Monzó, en declaraciones recogidas por Las Provincias, ha asegurado que no se había localizado al responsable de este hediondo acto. “Se ha detectado y nadie había avisado, así que será por un acto de gamberrismo, entiendo. Si hubiera sido algún niño, sus responsables lo hubieran comunicado”, ha dicho. 

Los responsables de la piscina tuvieron que vaciar la piscina de agua y llenarla de nuevo, tras aplicar un tratamiento de cloro para desinfectar la pileta. 

Por si no quedaba claro, Monzó ha hecho un llamamiento a sus vecinos para dejar patente que “este tipo de actos no deben producirse”. 

TE PUEDE INTERESAR

Sigue leyendo en El HuffPost