Decretan prisión provisional sin fianza para la madre de Olivia, la menor de seis años asesinada en Gijón

Agentes de la Policía Nacional trasladan a la acusada.
Agentes de la Policía Nacional trasladan a la acusada.

Agentes de la Policía Nacional trasladan a la acusada.

La magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Gijón ha dictado este miércoles una orden de prisión provisional comunicada y sin fianza para la mujer detenida por la muerte de su hija de seis años, acusada de un delito de asesinato, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

La jueza, que ha dictado el auto de acuerdo a la petición de la Fiscalía, imputa a la mujer este delito, sin perjuicio de que dicha calificación pudiera modificarse a lo largo de la instrucción.

El ministerio fiscal había calificado inicialmente los hechos de un delito de asesinato con la agravante de parentesco y solicitado el ingreso en prisión provisional basándose en la gravedad de los hechos y lo elevado de las penas que, en caso de condena, podrían imponerse a la detenida.

Además, el fiscal considera que existe riesgo de fuga en el supuesto de decretarse su puesta en libertad.

La mujer, que ha pasado a disposición judicial este mediodía, será trasladada esta tarde al Centro Penitenciario de Asturias.

Los hechos

Los hechos que están siendo investigados ocurrieron poco antes de la medianoche del domingo al lunes en un piso situado en el número 71 de la calle Gaspar García Laviana, en el barrio gijonés de El Llano, donde la mujer y su hija vivían desde hacía unos pocos meses.

Tras recibir una llamada en la que se alertaba de la desaparición de ambas, los agentes lograron entrar en el piso, ubicado en la cuarta planta, y encontraron a la niña ya fallecida tendida en la cama junto a su madre.

Al parecer, la mujer indicó que había tomado pastillas y por ello fue evacuada, ya detenida, al hospital Jove de Gijón para su observación a lo largo de la noche, antes de ser trasladada al día siguiente a las dependencias policiales.

El padre de la menor, Eugenio García, que fue alertado en su casa de Segovia por agentes de la policía, se trasladó conmocionado hasta Gijón, donde relató a los periodistas que el pasado viernes había obtenido la custodia tras un proceso que se había prolongado durante cinco años.

La niña se quedó al cargo de la madre el pasado sábado y tenía pensado recogerla ayer, martes, para llevársela a Segovia.

El abogado Ignacio Blanco, que ha sustituido hoy por cuestiones laborales al letrado Daniel Labrador que representa legalmente al padre de la niña, ha señalado que la “indefensión” de la menor fue “absoluta” y ha afirmado que unos hechos de tal “gravedad” podría “estar penados con la prisión permanente”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR