Declaran secreta la investigación del asesinato de la mujer de Gijón

Dos personas trasladan el cadáver de una mujer de 41 años, hallado este lunes por la Policía Local de Gijón con evidentes signos de violencia en su domicilio, han informado a Efe fuentes del Ayuntamiento y de la Policía Nacional. EFE/ Juan González

Oviedo, 5 feb (EFE).- El Juzgado de Instrucción número 3 de Gijón, en funciones de guardia, ha decretado el secreto de sumario en las investigaciones por el asesinato de la mujer de 41 años cuyo cadáver fue hallado el lunes con heridas de arma blanca y por el que se está buscando a su expareja como principal sospechoso.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, la Policía Nacional ha intensificado en las últimas horas la búsqueda de la expareja y para ello se ha pedido la colaboración de las comisarías de todo el país ante la posibilidad de que hubiera huido fuera de Asturias.

El cuerpo de la mujer, que vivía sola, fue encontrado a última hora del lunes en su piso del barrio gijonés de La Calzada después de que la empresa de limpieza para la que trabajaba advirtiera su ausencia.

La Policía ha intentado sin éxito ponerse en contacto con el hombre, que se ha ausentado de su trabajo en una sidrería de Gijón desde el domingo, víspera del hallazgo del cadáver, por lo que la Policía sospecha que permanece escondido o que ha salido de Asturias.

La mujer, Lorena D.F., no había interpuesto denuncia previa, pero a su expareja, con el que mantuvo una relación de varios años, sí le constan tres denuncias anteriores por violencia de género de tres mujeres distintas.

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, precisó ayer que la de su expareja es "una vía de investigación, pero no la única", por lo que ha dicho que aún no se puede hablar de un asesinato machista.

Sin embargo, la Policía mantiene como "máxima prioridad" dar con el paradero de la expareja al ser la principal vía de investigación para esclarecer la autoría del crimen.

La mujer, que rompió la relación con su expareja hace unos meses, vivía sola en un piso ubicado en el número 6 de la calle Callao, donde fue encontrada con varias heridas de arma blanca junto a restos de sangre y un cuchillo.