Declaración jurada del FBI expone razones y preocupaciones del operativo en casa de Trump

·3 min de lectura
© Jon Elswick, AP

La redacción solicitada por el juez Bruce Reinhart detalló que 14 de las 15 cajas extraídas de la residencia del expresidente en su residencia de Mar-a-Lago, en Florida, contenían documentos clasificados, algunos del más alto nivel. De avanzar las investigaciones podrían arrojar la violación de delitos federales por parte de Trump. "No hice nada malo. Hemos sido atacados, fuimos allanados. Llevaron a muchos, muchos agentes del FBI, todo justo antes de las elecciones de medio mandato", reaccionó.

Una versión redactada y acotada de la declaración jurada del FBI fue publicada este viernes 26 de agosto y brindó detalles sobre los motivos que derivaron en la requisa de la propiedad de Donald Trump en Mar-a-Lago, Florida.

En la misma revelaron la preocupación de las actuales autoridades gubernamentales respecto a los documentos que estaban presentes en la residencia. De las 15 cajas recogidas, 14 contenían documentos clasificados, incluso de contenido ultrasecreto.

En la primera página de la declaración jurada -el escrito que se presenta ante un juez para obtener una orden de registro- el FBI redactó que “el Gobierno está llevando a cabo una investigación criminal sobre la eliminación y el almacenamiento indebido de información clasificada en espacios no autorizados, así como la ocultación o eliminación ilegal de registros gubernamentales”.

Dentro de las cajas, los funcionarios se toparon con 184 documentos con marcas de clasificación, 25 de ellos catalogados como de alto secreto. El lote de 15 cajas está vinculado a los recuperados por la Administración Nacional de Archivos y Registros en enero, no de la reciente búsqueda de agosto.

Esta edición de la declaración jurada sucede luego de que el juez Bruce Reinhart solicitara el jueves una versión redactada y publicable dado el interés público en la investigación. La decisión de revelar partes de un documento que normalmente permanece sellado durante el desarrollo de una indagación fue una decisión sorprendente del magistrado.

Permanecen ocultos aún fragmentos que puedan entorpecer el transcurso correcto del caso o que pueden poner en peligro “la seguridad y privacidad de un número significativo de testigos civiles”, justificó el Departamento de Justicia en un escrito a parte.

Los agentes federales están estudiando posibles violaciones a tres leyes federales por parte de Trump, incluida una que se refiere a la recopilación, transmisión o pérdida de información de defensa en virtud de la Ley de Espionaje.

Reinhart afirmó estar conforme con que “el Gobierno haya cumplido con su carga de demostrar que las redacciones propuestas están estrechamente diseñadas para servir al interés legítimo en la integridad de la investigación en curso”.

Trump acusó inocencia y persecución

El expresidente de Estados Unidos reaccionó ante la divulgación de la versión editada del documento que detalló las razones que justificaron el registro de su mansión de Florida y aseveró que se trata de “un ataque político”.

“No hice nada malo. Hemos sido atacados, allanados. Llevaron a muchos, muchos agentes del FBI, todo justo antes de las elecciones de medio mandato”, arremetió a través de su red social 'Truth Social'.

Trump, que criticó que la declaración jurada publicada estuviera “muy editada”, también apuntó contra el juez Reinhart. “Nunca debería haber permitido el allanamiento de morada en mi casa”, afirmó.

Además, lo acusó de ser imparcial recordando que hace dos meses se lo desvinculó de una causa por “animosidad y odio”.

“Tomaron cosas que nunca debieron haberse llevado. Es una desgracia para nuestro país que no acaba nunca. Lo filtran a los mismos lugares y a la misma gente. Nuestro país es un desastre”, concluyó.

Con AP