Declara hoy el exjefe de seguridad de Adif como presunto responsable del accidente de Angrois

La tragedia se cebaba con el pueblo de Angrois el 23 de julio del 2013, donde un tren Alvia Madrid-Santiago descarrilaba en esta curva. Accidente que se cobró la vida de 81 personas y más de 140 resultaron heridas, entre ellas el maquinista. Sobre él cayó toda la responsabilidad, siendo el único imputado al conducir en ese momento al doble de la velocidad permitida y al no haber activado el freno a tiempo. Inicialmente el primer juez que instruía la causa pretendía imputar también a 27 exdirectivos y técnicos de Adif, pero la Audiencia provincial de La Coruña y el fiscal lo desestimaron. Una decisión que aumentó la indignación de las asociaciones de víctimas y familiares, que consideraban que la culpa no recaía únicamente en el maquinista extendiendo la responsabilidad a la administración dependiente del Ministerio de Fomento. Ahora parece que sus peticiones han sido escuchadas, casi cuatro años después. La Audiencia Provincial de La Coruña decidió el pasado mes de mayo reabrir la investigación, por la que hoy declara en Santiago el exjefe de seguridad de Adif, Andrés Cortabitarte. Lo hará en calidad de investigado y como presunto responsable de 80 delitos de homicidio y lesiones por imprudencia. Solo hace unas horas la UE ha dado la razón a la asociación de víctimas y reconoce que Adif incumplió la obligación de analizar los riesgos del Alvia antes de poner en funcionamiento la línea en la que se podía haber evitado lo ocurrido.

-Redacción-

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines