La decisión de los dueños de IKEA que afectará a la mayoría de sus tiendas

·2 min de lectura
Interior de una de las centenares de tiendas de IKEA en el mundo (Photo: GABRIEL BOUYS via Getty Images)
Interior de una de las centenares de tiendas de IKEA en el mundo (Photo: GABRIEL BOUYS via Getty Images)

Malas noticias para los aficionados a IKEA. La empresa Ingka Group, dueño de la mayor parte de las tiendas, elevará los precios de sus productos un 9% de media en 2022. El motivo que alega la entidad es la presión inflacionista en los mercados donde opera el grupo, según ha informado en un comunicado.

La compañía explica que esta decisión también se basa en las “cambiantes condiciones económicas que afectan a todas las industrias”, y cita a la inflación, las cadenas de suministro y los precios de las materias primas como detonantes. Asimismo, ha aclarado que el 9% es un promedio de todos los mercados donde opera y que esta variación oscilará en función de la situación de cada país.

IKEA dispone de 19 tiendas por toda España, con hasta tres en Madrid y Barcelona, que también se verán afectadas por la estrategia de Ingka, aunque aún no se puede saber cuánto.

El director de operaciones ‘retail’ de Ikea Retail, Tolga Öncü, ha defendido esta actuación como un seguro para cumplir el propósito de “crear una mejor vida diaria para muchas personas”, además de salvaguardar la competitividad y la resistencia de la empresa.

En su nota, el grupo defiende su estrategia de llevar el margen bruto del producto al nivel más bajo posible para poder ofrecer precios finales más baratos. “Invertimos una gran parte de nuestros ingresos netos en el negocio para mantener los precios lo más bajos posible”, continúa Öncü.

Apuesta por los productos más asequibles

Pese al anunciado incremento de precios, Ikea se ha comprometido a ampliar el porcentaje de la gama que consta de precios bajos y muy bajos, con la ambición de que más de la mitad de la gama sea de bajo precio. Adicionalmente, Ingka Group destinará a su Fundación los ingresos netos que no se reinviertan en el negocio.

Ikea registró una facturación récord de 41.900 millones de euros al cierre de su año fiscal, finalizado en agosto, lo que equivale a un avance del 5,8% respecto de los ingresos contabilizados el ejercicio anterior y del 1,4% en relación al último ejercicio anterior a la pandemia.

Por su parte, Ingka Group finalizó su ejercicio fiscal de 2021 con inversiones de 3.200 millones de euros, donde se incluían partidas en tiendas físicas, redes de distribución y cumplimiento de clientes, transformación omnicanal, experiencia digital del cliente, energías renovables, vehículos de cero emisiones y silvicultura.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente