Decenas de personas asisten al funeral de un sacerdote católico asesinado por el EI en Siria

El funeral de un sacerdote y su padre, asesinados por el grupo islámico Estado Islámico, en Qamichli, en el noreste de Siria, el 12 de noviembre 2019

Decenas de personas asistieron el martes en el noreste de Siria al funeral de un sacerdote católico y de su padre, asesinados el día anterior por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), según un corresponsal de AFP.

Hombres, mujeres vestidas de negro y niños se reunieron en honor a Joseph Hanna Ibrahim, sacerdote de la iglesia armenia católica, y de su padre, en el templo de San José de Qamishli, ciudad de mayoría kurda.

Los religiosos rezaron en armenio y en arameo, y los miembros de la congregación se alinearon ante los ataúdes decorados con flores y velas para una última despedida.

Joseph Hanna Ibrahim y su padre fueron asesinados cuando se dirigían a Deir Ezzor (este) para supervisar la restauración de una iglesia en esa ciudad que anteriormente estaba bajo el control del EI, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

La organización yihadista reivindicó el doble asesinato, que tuvo lugar el mismo día en que se produjeron tres atentados simultáneos en Qamishli, en los que murieron seis civiles en un mercado y cerca de una escuela, según la OSDH.

Más de un millón de cristianos viven en Siria, donde la guerra ha causado más de 370.000 muertos en ocho años y ha desplazado a millones de personas.