Decenas de misiles caen repartidos por las regiones ucranianas de Donetsk, Zaporiyia y Mikolaiv

·2 min de lectura

Lluvia de misiles en Ucrania. Rusia dice haber interceptado 8 misiles ucranianos y haber matado a 200 soldados en Járkov y 65 en Zaporiyia.

Según Ucrania, Rusia ha lanzado una veintena de ataques sobre Donestk en un solo día, dejando civiles muertos y heridos y medio centenar de edificios destruidos. Entre los edificios, dicen, una escuela, una guardería, una farmacia, una facultad de medicina, bloques de viviendas o una estación de ferrocarril.

Las tropas rusas bombardearon quince núcleos poblacionales de la región, uno de ellos Pokrovsk, de donde son las imágenes del vídeo.

Según Kiev los rusos mandaron diez misiles a Mikolaiv y atacaron hasta sesenta veces durante la noche en la región de Zaporiyia.

Ucrania confía en defender sus posiciones en el este y recuperar territorios del sur a la espera de más ayuda, mientras Rusia ha amenazado este domingo con la llegada del "juicio final" si Kiev ataca Crimea.

Mientras, los funerales no cesan. Este es el de una niña de cuatro años que murió en el último ataque ruso a Vinnitsya. Además, continúa la búsqueda de cadáveres en el país.

Según las autoridades ucranianas en la región de Kiev ya han recuperado más de 1300 cuerpos de civiles abatidos a tiros por Rusia, pero aún hay cientos de desaparecidos.

Rusia amenaza con el "juicio final" si Ucrania toca Crimea

Pero ninguno de estos equipos puede ser utilizado contra Crimea, anexionada por Moscú en 2014, advierte Rusia.

"Las consecuencias (del eventual ataque a la península) son obvias. Si pasa algo parecido, para todos ellos enseguida llegará el día del juicio final. Será muy rápido y muy duro", dijo hoy el expresidente ruso Dmitri Medvédev, actual vicepresidente del Consejo de Seguridad del país.

En un discurso, que recoge la agencia RIA Nóvosti, Medvédev aseguró que los objetivos de la campaña militar rusa, iniciada en febrero pasado, "serán cumplidos".

"Pueden estar seguros de que los objetivos de esta operación se cumplirán. Están relacionados con la eliminación (...) de las amenazas existentes para nuestro país", dijo.

El senador ruso Andréi Klishas abogó previamente por la "desmilitarización" y la "desnazificación" de toda Ucrania por amenazas de las autoridades de ese país de atacar Crimea.

"Las amenazas (...) de atacar Crimea o el puerto de Crimea prueban que hay que desnazificar y desmilitarizar toda Ucrania, porque de lo contrario siempre habrá una amenaza a nuestro territorio, nuestros ciudadanos y nuestra infraestructura", escribió Klishas en Telegram.

Fuentes del Ministerio de Defensa de Ucrania no descartaron previamente la posibilidad de usar los HIMARS, que Kiev comenzó a recibir en junio, para atacar objetivos militares en Crimea.

Pueden ser golpeados, en particular, los lugares de emplazamiento de los misiles rusos Kalibr, que a menudo son disparados desde la península, según los militares ucranianos.

También el asesor presidencial ucraniano Oleksiy Arestovych dijo la víspera que el puente de Crimea, cuya construcción Rusia concluyó en 2019, podría convertirse en blanco de un ataque en cuanto Kiev tenga tal "posibilidad técnica".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente