Pocos decibelios, pullas al PP y piropos de García-Margallo: el debut de Pablo Iglesias en la SER

·5 min de lectura

A muchos menos decibelios, a muchas menos revoluciones, pero con el mismo contenido de siempre, Pablo Iglesias ha debutado como analista político de la Cadena SER este lunes por la noche. Bajo la dirección de Aimar Bretos, el exvicepresidente segundo ha estrenado El Ágora de Hora 25 en una mesa junto a su excolega en el Consejo de Ministros Carmen Calvo y el exministro de Exteriores con el PP, José Manuel García-Margallo. El repaso de actualidad ha sido completo: del Poder Judicial a la luz, pasando por The Wire.

Iglesias ya había ‘advertido’ del tono que tendría este espacio, que busca “huir del griterío y en el que los tres estamos comprometidos en buscar algo distinto a una sesión de control”. Tanto, que ha reinado el ‘ustedes’ y no el ‘vosotros’ entre los participantes y el moderador, por “falta de consenso”, como reconocía el director de Hora 25. No han faltado las buenas palabras y hasta los piropos; la mayoría de García-Margallo al intelecto de Iglesias, hay que decir.

Y hasta ahí la unión. La no renovación del Poder Judicial ha sido el detonante del desencuentro ideológico que Iglesias ha comenzado al cargar contra un PP “que no tiene incentivo en cumplir la Constitución”. Para él, “la vida del PP ha dependido de su influencia en la judicatura y como partido ha sido enormemente hábil colocando jueces jóvenes asegurando que estarían mucho tiempo”, algo que ha generado cierta indignación en García-Margallo.

La vida del PP ha dependido de su influencia en la judicaturaPablo Iglesias

Iglesias ha ido más allá para pedir un nuevo acuerdo acorde al Parlamento de 2021: “La mayoría debería razonar que estamos en un contexto diferente al pasado, que ya no hay dos partidos, sino muchos y un Gobierno de coalición. Sería razonable proponer un acuerdo entre grupos que representen al menos los tres quintos de los votos en el Congreso”.

Por ello no rechaza, al menos no de plano, el nombramiento de jueces por vía política, pues “el problema de la politización de la Justicia no es el diseño sino cómo se utiliza y hay un whatsapp definitivo, el del popular Ignacio Cosidó de ‘vamos a controlar la sala segunda del Supremo desde atrás’”. “Ese es el ejemplo representativo y el problema”, ha añadido en otro reproche al PP ante la cara de circunstancias del antiguo ministro de Exteriores con Rajoy y hoy eurodiputado.

Las referencias al pasado demócratico y al origen del PP

En el único (y levísimo) enganchón entre los participantes, Iglesias ha cortado a García-Margallo —“yo no le he interrumpido, señor ministro”, a lo que este ha pedido perdón— para remarcar que “credenciales democráticas en España tiene muchas más el PCE que la derecha española y esto no es opinable sino historia”.

El desencuentro entre ambos, grandes protagonistas de la noche, se ha hecho nuevamente visible ante los reproches del popular por discutir el carácter democrático de su formación.

La luz y la posición del Gobierno de coalición

Con la electricidad en precios históricos, no iba a faltar el tema de las últimas jornadas. Iglesias ha insistido en la necesidad de que el Gobierno cumpla el pacto de coalición y ha llamado a la sociedad civil a movilizarse.

Sobre la presencia de políticos en las empresas energéticas ha sido contundente: “A mí me parece bien que en empresas estratégicas haya representantes del interés público, que haya profesores y cuadros formados, pero al fichar a expresidentes y exministros creo que fichan figuras de influencia en el poder político, no figuras formadas del interés público”.

Sobre el contenido del acuerdo con el PSOE, ha recordado que “una empresa pública de energía es inviable, pero sí hay un acuerdo que cumplir”. No obstante, “si no hay movilizaciones de la sociedad civil, sindicatos, asociaciones vecinales... no bastará con que Unidas Podemos y otras fuerzas de izquierda se muevan para que bajen los precios”, ha incidido.

Aunque lo tachase de ‘inviable’, Iglesias ha defendido la necesidad de una empresa pública de energía, dado que “España es el segundo mercado de energía más privatizado de toda la OCDE, con solo un 5% de energía eléctrica producida por el sector público. Desvincular esto de la factura que pagan los ciudadanos es poco creíble”, ha proseguido para concluir que “es importante que el sector público explique que determinados precios de la energía están vulnerando derechos humanos”, ha rematado.

La referencia a The Wire

Teniendo en la mesa a Iglesias, seriéfilo confeso, no podía pasarse por alto la noticia que saltaba mientras debatían los tres, la muerte del actor Michael K. Williams, de la serie The Wire. El exlíder morado se ha reconocido “muy triste” por la pérdida, ya que “el personaje y la serie son una genialidad. Somos muchos fans en el mundo, incluso el presidente Obama, de una serie fantástica para entender cómo funciona el poder”.

Hasta deporte paralímpico y NBA han salido en la mesa de la primera sesión del particular ‘Ágora de Hora 25’, un “aperitivo de lo que se viene”, como ha dejado caer Aimar Bretos. El siguiente plato, el próximo lunes.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente