Todo lo que debes saber sobre el lubricante: tipos y consejos para usarlo

·2 min de lectura
Una mujer, utilizando lubricante (Photo: Megan Madden via Getty Images/Refinery29 RF)
Una mujer, utilizando lubricante (Photo: Megan Madden via Getty Images/Refinery29 RF)

La leyenda urbana de que el lubricante debe utilizarse solo cuando algo va mal es sólo eso, una leyenda urbana. A menudo suele reservarse para personas con problemas de lubricación o que tienen problemas con la penetración, pero la realidad es que puede ser el mejor aliado para las relaciones sexuales.

Además de ser el mejor recurso para los días que quieres darte una alegría pero tienes prisa, el lubricante aumenta las sensaciones. Como explican desde Intimina, marca de higiene íntima, con su uso se consigue un efecto resbaladizo que hace las relaciones sexuales más placenteras.

Con juguetes sexuales

Utilizar lubricante con los juguetes eróticos es una de las recomendaciones más claras de las marcas a la hora de utilizar este tipo de gadgets. No solo para ponerlo más fácil a los principiantes, especialmente en estimuladores del punto G, sino también para maximizar las sensaciones y evitar irritaciones.

A pesar de no sufrir problemas de sequedad, mantener una buena lubricación es fundamental para que el placer no se interrumpa por dolores o picores incómodos.

Para la copa menstrual

El lubricante también puede ser el mejor aliado para iniciarte con la copa menstrual. El más apropiado para utilizar, como explica Intimina, con la copa es uno de base acuosa, para que no deje restos ni dañe sus materiales. También puede ser una buena opción en momentos puntuales cuando hay sequedad vaginal e insertar la copa cuesta más de lo habitual.

Lubricantes a base de agua

Como bien indica su nombre, el ingrediente principal es agua, por lo que se seca rápido y es fácil de limpiar. Sirve para cualquier práctica sexual ya sea oral, vaginal o anal.

Este tipo de lubricante es apropiado para utilizar con preservativos y es el indicado para usar con juguetes sexuales ya que no deja restos sobre el dispositivo ni daña la silicona médica con la que se fabrican.

Lubricantes a base de silicona

A diferencia de los de agua, su ingrediente principal es la silicona, por lo que tienen una duración mayor. Es el más apropiado para el sexo anal y, al igual que el de agua, tambi´ puede utilizarse con preservativos.

Su principal desventaja es que, al ser más denso, puede dejar restos sobre el cuerpo y es más difícil de limpiar.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente