¿De dónde surge llamar ‘red herring’ a la técnica utilizada como maniobra de distracción?

Alfred López
·4 min de lectura

Tanto en la ficción literaria como cinematográfica (incluyendo las series de televisión) existe un recurso muy utilizado entre los escritores y guionistas que consiste en jugar al despiste con el lector o espectador, ofreciéndole durante toda la trama una serie de pistas falsas con el fin de centrar la atención hacia algún personaje o situación que, finalmente, no es tal y como se pensaba.

La técnica conocida como ‘red herring’ es frecuentemente utilizada como maniobra de distracción en la ficción literaria, audiovisual e incluso política (imagen vía pixy.com)
La técnica conocida como ‘red herring’ es frecuentemente utilizada como maniobra de distracción en la ficción literaria, audiovisual e incluso política (imagen vía pixy.com)

Este tipo de maniobra de distracción es comúnmente conocida con el término ‘red herring’ y vendría a traducirse como ‘arenque rojo’ o ‘arenque ahumado’, aunque en español es más frecuente denominarlo como ‘cortina de humo’.

Esta no es una práctica que se relacione únicamente con las mencionadas ficciones literarias o audiovisuales, sino que también es un recurso frecuentemente utilizado en el mundo de la política.

Numerosos son los casos en los que algún mandatario, candidato o responsable político ha tenido que echar mano de su habilidad para despistar y desviar la atención de la ciudadanía o prensa y no ser criticado por alguna acción realizada.

Pero esta maniobra de distracción no es algo que haya surgido recientemente, sino que podemos encontrar algunos conocidísimos casos que fueron realizados en la antigüedad, entre ellos la famosa historia, datada en la antigua Grecia del siglo V a.C., donde el militar y estadista ateniense Alcibíades Clinias Escambónidas mandó cortar el rabo de su perro con el fin de que la ciudadanía lo criticase por tal hecho en lugar de hacerlo por su mala gestión y los casos de corrupción de su gobierno. Esta maniobra de distracción en el mundo de la política es también denominado el en mundo anglosajón como ‘Wag the Dog’ (traducido como ‘Menea el perro’ o ‘Menea la cola del perro’)

No se sabe a ciencia cierta cuál es el origen exacto de utilizar el modismo ‘red herring’ para realizar tal práctica de despiste, aunque la mayoría de historiadores apuntan a que fue a inicios del siglo XIX, debido a que no hay constancia escrita del mismo que sea anterior (no al hecho de realizar la maniobra de dar pistas falsas o jugar al despiste sino de llamarlo de ese modo).

Muchos son quienes apuntan a que proviene de una antigua práctica realizada en el mundo del adiestramiento canino, cuando se entrenaba a los perros que serían utilizados para husmear durante la caza. Según parece, se utilizaba un arenque ahumado (característico por el fuerte olor que desprende), el rastro del cual debía ser perseguido por los canes. Se sabe que este tipo de adiestramientos se realizaba con anterioridad al siglo XIX (hay referencias a ello en el siglo XVII), aunque no se le denominaba de tal modo.

Algunas fuentes indican que, esta técnica de arrastrar algún tipo de pescado de fuerte aroma por el suelo, también fue un recurso utilizado por presos fugados de prisión y, de ese modo, podían ocultar sus huellas y confundir el olfato de los perros que seguían sus rastros, aunque algunos expertos no le dan demasiada credibilidad a esta hipótesis.

También hay ciertos documentos indicando que, hacia finales del siglo XVII, se entrenaba el olfato de algunos caballos (utilizados para ir a cazar) mediante el rastro de olor que dejaba el cadáver de un animal muerto (habitualmente un gato o un zorro).

Pero para encontrar el origen del uso del modismo ‘red herring’, numerosas fuentes apuntan que fue acuñado y empleado por primera vez por el periodista y político inglés William Cobbett, quien utilizó el término, el 14 de febrero de 1807, en un artículo publicado en el periódico ‘Political Register’ que él mismo dirigía y en el que explicaba una historia de cuando él era pequeño y cómo utilizó un arenque ahumado para despistar a unos perros de caza del olor de una liebre que los cazadores querían dar caza. Un relato que en realidad era una metáfora con la que quería criticar a sus compañeros de la prensa de la época, debido a que estos se dedicaban a publicar historias superfluas y de poco interés sobre las ‘Guerras napoleónicas’ siendo esta una maniobra de distracción para no criticar la gestión del gobierno británico.

Desde entonces la denominación red herring se ha utilizado frecuentemente en el mundo anglosajón para hacer referencia a una maniobra de distracción política o literaria.

Fuentes de consulta e imagen: Political Register (archive.org) / theidioms / gizmodo / collinsdictionary / pixy

Más historias que te pueden interesar: