David Valero remonta hasta colgarse el bronce en ciclismo de montaña

·3 min de lectura

El español David Valero protagonizó una espectacular remontada y consiguió el bronce olímpico en ciclismo de montaña, este lunes en Izu en una prueba que ganó el británico de 21 años Tom Pidcock y en la que el suizo Mathias Flückiger fue plata.

Pidcock sucede en el palmarés al mito suizo Nino Schurter, que a sus 35 años solo pudo luchar por las plazas de honor en el recorrido técnico y exigente de Izu, a 140 km al sudoeste de Tokio.

El gigante de 1,89 metros Valero, que rompió a llorar tras superar la línea de meta, dio la sorpresa y consiguió subirse al podio tras protagonizar una remontada espectacular desde el 35º puesto.

"Nos llevamos esta medallita para España, muchísimas gracias, es para toda la gente del ciclismo y los que me han apoyado en esta larga trayectoria", señaló el corredor tras bajarse del podio con su medalla.

Con su bronce el granadino de 32 años iguala a su entrenador, Carlos Coloma, que logró el mismo metal en los pasados Juegos de Rio, en la que fue la primera experiencia olímpica para Valero, cerrada con un noveno puesto.

En las rampas del Monte Izu, este lunes había tenido un arranque muy negativo en el 'start loop' (pequeña vuelta de salida), con un enganchón que le obligó a bajarse de la bicicleta y le situó en la posición 35ª. Ahí comenzó a remontar posiciones.

La medalla solo la vislumbró en la última vuelta (de siete), en la que dio caza a un trío liderado por la leyenda Schurter, tres medallas olímpicas, incluida el oro en Rio.

Es la segunda medalla para la delegación olímpica tras la plata conseguida por Adriana Cerezo en taekwondo.

- Espectacular caída de Van der Poel -

Con 30 grados de temperatura y 67% de humedad, el holandés Mathieu van der Poel, que llegaba como uno de los grandes favoritos, había abandonado a dos vueltas de la meta, tras haber sufrido una dura caída en el primer recorrido al circuito.

El nieto de la leyenda del ciclismo francés Raymond Poulidor, que llevó el maillot de líder del Tour de Francia durante seis días en julio, vio sus esperanzas de medalla arruinadas tras solo unos minutos de carrera.

Van der Poel se cayó en una pendiente rocosa muy empinada. Tras pasar por encima de su bicicleta, se quedó unos segundos conmocionado antes de continuar, a un minuto de los líderes.

Enseguida remontó algunas plazas, pero volvió a perder tiempo y terminó abandonando, al final de la quinta vuelta.

El vencedor Pidcock se escapó en la cuarta, luchando codo con codo con Flückiger, 14 años mayor y el hombre en forma este año en el circuito mundial.

Vencedor de las dos últimas pruebas de la Copa del Mundo antes de los Juegos, fue el único en acercarse al británico, marcando la diferencia con el grupo de perseguidores que se disputó el bronce.

La prueba femenina de bicicleta de montaña se disputa el martes.

cpb/pm/psr

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente