La inspiración del joven que construyó una prótesis de Lego en su propio brazo con 9 años

·4 min de lectura

David Aguilar es un joven andorrano que nació con síndrome de Poland, una alteración congénita poco común que, en su caso, impidió que se le desarrollara su brazo derecho. Cuando tenía cinco años, este chico de padre leridano y madre francesa descubrió las piezas de Lego y quedó enamorado de este juguete. Gracias a esta afición y a su enorme talento, ha demostrado una capacidad de superación asombrosa y muy precoz.

David Aguilar con su prótesis de brazo construida con piezas de Lego. (Foto: Pau Barrena / AFP / Getty Images).
David Aguilar con su prótesis de brazo construida con piezas de Lego. (Foto: Pau Barrena / AFP / Getty Images).

Y es que con tan solo nueve años, se construyó su primera prótesis de brazo con piezas de Lego. Aquello le sirvió también para descubrir su vocación, ya que ahora, a los 22, estudia Bioingeniería en la Universitat Internacional de Catalunya (UIC) y ayuda a otras personas. Se dedica además a dar charlas motivacionales, ha publicado un libro e incluso participó en unas jornadas de innovación organizadas por la NASA.

Su camino hasta aquí, sin embargo, no ha sido nada fácil. David sufrió bullying en el colegio debido a su discapacidad. Eso fue precisamente lo que le motivó a fabricar su primera prótesis, para, la que además de piezas de Lego, utilizó alambre, un llavero, cinta americana y partes de un robot de juguete.

A los 11 años diseñó su segunda prótesis, a la que llamó MK, como la armadura del personaje de Marvel Iron Man y, al igual que el superhéroe, ha ido perfeccionándola con el tiempo. La que hizo a los 17 ya era completamente funcional y le permitía hacer flexiones con los brazos. Y es que este juguete le ha acompañado toda su vida, incluso en los peores momentos.

Algunas de las prótesis que el joven se ha ido fabricando durante su vida. (Foto: Albert Gea / Reuters).
Algunas de las prótesis que el joven se ha ido fabricando durante su vida. (Foto: Albert Gea / Reuters).

“Cuando era adolescente seguía jugando con Lego porque era una forma de escapar del bullying. Realmente me ayudó a ignorar las burlas que tenía que aguantar todos los días”, cuenta a AFP.

Su último modelo es la MK5 que, al igual que los anteriores, también ha sido fabricada con piezas de Lego. Esta prótesis cuenta con un aspecto robótico más elegante y dedos de color azul que se mueven mediante una polea motorizada.

Su creación le valió en 2017 un récord Guinness por inventar el primer brazo protésico funcional de Lego.

La MK5, la última prótesis fabricada por David Aguilar. (Foto: Pau Barrena / AFP / Getty Images).
La MK5, la última prótesis fabricada por David Aguilar. (Foto: Pau Barrena / AFP / Getty Images).

Toda esta historia la ha contado en su libro, ‘Pieza a pieza’, que salió este 2021 y en un documental llamado ‘Mr. Hand Solo’, haciendo un juego de palabras con el personaje de ‘Star Wars’, que se estrenó el año pasado. Además, cuenta con un canal de YouTube.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de YouTube no disponible por tus preferencias de privacidad

Como decíamos, el joven ha aprovechado su talento para ayudar a otros. “Desde que hice la primera prótesis me di cuenta de que tenía el poder de ayudar a otras personas. Y cuando me miré en el espejo y me vi a mí mismo con dos brazos, pensé que otras personas también podrían necesitar eso”, asegura.

La madre de Beknur Bektemissov, un niño de ocho años de Kazajistán que reside al noroeste de Francia, se puso en contacto con David tras conocer su historia a través de los medios de comunicación. El pequeño no tenía brazos y los médicos no pudieron hacerle una prótesis normal, por lo que el talento del joven andorrano era una de sus últimas esperanzas.

David posa con su brazo protésico construido con piezas de Lego. (Foto: Pau Barrena / AFP / Getty Images).
David posa con su brazo protésico construido con piezas de Lego. (Foto: Pau Barrena / AFP / Getty Images).

David le construyó una prótesis al pequeño utilizando también piezas de Lego con un agarre en forma de pinza en el extremo. La familia de Beknur viajó hasta Andorra para probarla y quedaron encantados. “Ahora puedo coger cosas con la mano, antes no podía”, cuenta emocionado el niño a AFP.

“Si lo hice por Beknur, ¿por qué no por cualquier otro niño o niña al que le falte un brazo, una pierna o un pie?”, confiesa David orgulloso de haber ayudado a este pequeño de 8 años con su talento.

EN VÍDEO | Una mujer sin brazos desarrolla una habilidad increíble para utilizar sus pies como si fueran manos

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente