Los datos que ocultan las encuestas que encumbran a Casado

·3 min de lectura
Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado celebraron la victoria electoral de la primera el pasado 4 de mayo. (Photo by Marcos del Mazo/LightRocket via Getty Images)
Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado celebraron la victoria electoral de la primera el pasado 4 de mayo. (Photo by Marcos del Mazo/LightRocket via Getty Images)

El Mundo y La Razón se han apresurado a emitir un diagnóstico nacional del resultado de las elecciones autonómicas madrileñas en las que Isabel Díaz Ayuso arrasó. Y la conclusión a la que ambos periódicos han llegado con sendas encuestas postelectorales es que Pablo Casado colocaría al PP como primera fuerza política, por delante de Pedro Sánchez (PSOE), de celebrarse hoy unas elecciones generales. Pero la victoria es a medias. Porque la suma de PP, Cs y Vox aún no suma la mayoría parlamentaria, por lo que el vuelco, aunque más cerca, aún no es posible.

El impulso del PP es innegable porque es la primera vez en tres años que Casado aparece como líder más votado en una encuesta. Algo a lo que ha contribuido el PSOE con su pésima campaña electoral en Madrid a consecuencia de su frustrado plan para arrebatar la presidencia de Murcia a los populares.

Yendo al detalle, se observa que el sondeo, realizado por Sigma Dos, el Partido Popular crece un 9,4% con respecto de las últimas elecciones generales. Pero el PSOE apenas retrocede dos puntos. Como si el descalabro de Madrid no le pasara factura en el resto del país porque Madrid no es España.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Por lo que el crecimiento de Casado no se debe tanto a un supuesto 'efecto Ayuso' que encandile de manera masiva fuera de Madrid como al hundimiento nacional de Ciudadanos. Un partido que tendrá que sudar hasta la última gota si pretende enderezar el rumbo y no desaparecer de aquí a dos años.

En cuanto a los bloques, la izquierda apenas retrocede posiciones en su conjunto ya que la pérdida de votos del PSOE la compensan Más País -el partido liderado por Íñigo Errejón que se ha colocado como el líder de la oposición a Ayuso- y, en menor medida, Unidas Podemos -que ve cómo el cambio de Pablo Iglesias por Yolanda Díaz le hace repuntar-.

Son unos resultados muy parecidos a los que refleja la encuesta de NC Report para La Razón que apunta a que los populares alcanzan los 109-111 escaños con el 26,9% de los votos, mientras que los socialistas se mueven entre 106 y 108 diputados con el 26,1% de las papeletas.

Se trata de una diferencia menor que la de El Mundo, pero igual de valiosa porque el sistema electoral español castiga la atomización del voto. Es decir, que cuanto menos se reparte el voto en cada bloque -derecha o izquierda- mayor número de escaños obtienen.

Pablo Casado aún debe confirmar esta tendencia. No solo acabando de absorber a Ciudadanos, sino tratando de recuperar parte de los votos que desde su llegada a la presidencia del PP se han ido fugando a Vox. Pero, de momento, aparece bien posicionado en la nueva parrilla de salida gracias a Ayuso. Una presidenta regional en quien Casado fue el primero en confiar.

En vídeo | Pablo Casado, el líder de la derecha española desde 2018

Más historias que te pueden interesar: