Los datos no le dan un 10 a España en los Juegos Olímpicos

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·4 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ya son historia y es el momento de hacer balance. España ha mantenido la tendencia de ediciones anteriores con sus 17 medallas: son las mismas preseas que se consiguieron en Río 2016 y una menos que en Londres 2012. En Pekín 2008 fueron 19 y en Atenas 2004 se lograron 20.

La delegación española en los Juegos Olímpicos de Tokio en la ceremonia de inauguración del 23 de julio. (Foto: Zheng Huansong / Xinhua / Getty Images).
La delegación española en los Juegos Olímpicos de Tokio en la ceremonia de inauguración del 23 de julio. (Foto: Zheng Huansong / Xinhua / Getty Images).

En cuanto al medallero, España ha pasado de la posición 13ª de Río a la 22ª, ya que ha caído el número de oros (de siete a tres). Sin embargo, en el total ha sido 17º.

Sin la cultura deportiva ni los proyectos de otros países, se puede concluir que el papel de los atletas españoles en la capital japonesa ha sido bueno, aunque queda la sensación de que se podía haber ganado algún metal más tras un ciclo olímpico brillante. Lo que ha llamado la atención y provocado algunas críticas es la evaluación extremadamente optimista del presidente del COE, Alejandro Blanco, de la actuación de los nuestros en Tokio.

La karateka Sandra Sánchez muerde la medalla de oro que ganó en la prueba de kata. (Foto:  Berengui / DeFodi Images / Getty Images).
La karateka Sandra Sánchez muerde la medalla de oro que ganó en la prueba de kata. (Foto: Berengui / DeFodi Images / Getty Images).

En una entrevista en ‘Marca’, Blanco ha declarado que a España le pone una nota de “10” en los Juegos de Tokio. Lo cierto es que, como el propio presidente del COE señala, ha habido ausencias notables que podrían haber hecho aumentar el número de medallas, como las de Rafa Nadal, Carolina Marín, Jon Rahm u Orlando Ortega, pero algunas de las opciones más claras se volvieron de vacío por distintos factores.

Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español. (Foto: Oscar J. Barroso / Europa Press Sports / Getty Images).
Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español. (Foto: Oscar J. Barroso / Europa Press Sports / Getty Images).

El campeón del mundo de judo Niko Sherazadishvili falló en el momento más importante, los triatletas no estuvieron a la altura, las selecciones de baloncesto tuvieron mala suerte en los sorteos, los jueces del boxeo arruinaron las opciones de Emmanuel Reyes Pla y Gabriel Escobar, las mujeres del hockey hierba cayeron por penaltis, los hombres del waterpolo se desfondaron tras un torneo brillante o en marcha se acumularon hasta tres medallas de chocolate. No fallaron la vela y el piragüismo, pero se consiguieron menos preseas que en anteriores ediciones.

Pau Gasol, cabizbajo tras la eliminación de España ante Estados Unidos en el torneo de baloncesto masculino de Tokio. (Foto: Gregory Shamus / Getty Images).
Pau Gasol, cabizbajo tras la eliminación de España ante Estados Unidos en el torneo de baloncesto masculino de Tokio. (Foto: Gregory Shamus / Getty Images).

Hay que señalar además que varias medallas llegaron de forma inesperada, como el oro de Alberto Ginés en escalada o el bronce de David Valero en mountain bike, lo que podría haber supuesto que el número de metales hubiera sido inferior. Eso demuestra que España tenía opciones en muchos deportes, pero el hecho de no ser dominadora de ninguno, como sucede en otros países (caso de Australia con la natación o Italia con el esgrima), complica las cosas.

Con estos resultados, un 10 parece una nota excesiva. Sin embargo, hay que destacar que se ha aumentado de manera notable el número de diplomas olímpicos, pasando de los 38 de Río a los 42, o que se ha brillado en deportes como el atletismo sentando las bases de cara al futuro. Además, algunos de los medallistas, como el propio Ginés o la taekwondista Adriana Cerezo, son muy jóvenes y prometen seguir dando alegrías.

Alberto Ginés en la final de escalada en la que consiguió la medalla de oro. (Foto: Pool / AFP / Getty Images).
Alberto Ginés en la final de escalada en la que consiguió la medalla de oro. (Foto: Pool / AFP / Getty Images).

Por tanto, hay motivos para la esperanza de cara a París 2024. Pero también dudas. Seis de las pruebas en las que se ha conseguido medalla (incluidos los tres oros) desaparecen del programa olímpico y las palabras de Blanco demuestran falta de autocrítica. España sigue sin tener un proyecto como el que existe en otros países y esas declaraciones no parecen indicar que se vaya a crear alguno a corto plazo.

La aspiración de la delegación española debe ser, al menos, estar a la altura de países a los que supera por población o por PIB (ha quedado por debajo en el medallero de Países Bajos, Brasil, Nueva Zelanda, Hungría, Polonia, República Checa, Kenia o Noruega) y romper la tendencia de las últimas ediciones en las que el número de medallas ganadas está estancado.

La referencia son las 22 que se lograron en Barcelona 92, récord histórico de España y que ahora mismo parece lejano. París 2024 supondrá una nueva oportunidad y lo que allí suceda servirá también para evaluar la verdadera nota de la delegación nacional en Tokio.

VÍDEO | Los deportes olímpicos menos conocidos

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente