Los datos que demuestran que la homofobia no está "en la cabeza de la izquierda" como dice Ayuso

·3 min de lectura

“La homofobia está en la cabeza de la izquierda”. Es la frase con la que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha contestado al portavoz de su propio partido en la Asamblea sobre si existe homofobia en la región que preside.

La presidenta madrileña, que ha acusado a sus rivales políticos de “estirar” la denuncia falsa de Malasaña “a sabiendas de que lo era, ha asegurado que Madrid es una comunidad “segura, abierta, plural y respetuosa”.

Consideraciones subjetivas que, sin embargo, no sostienen la primera de sus afirmaciones, que la homofobia es algo que está “en la cabeza de la izquierda”.

Los datos, por desgracia, desmontan esta aseveración de Ayuso.

Para empezar porque, tal y como indicó el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, la pasada semana en la Cadena SER, en los primeros siete meses del 2021 se habían producido un total de 748 delitos de odio, lo que suponía un incremento del 9,3% respecto a 2019, un mes comparable en cuanto a movilidad por el efecto del confinamiento en 2020.

De estos delitos, el que se produce contra la orientación sexual y la identidad de género es el tercero, sólo por detrás del de por racismo y el de por ideología.

Aunque el ministro no desgranó los datos provisionales de 2021, en 2020 los ataques homófobos supusieron el 19,8% del total de delitos de odio.

Y mientras el resto de ataques bajaban respecto a 2019 por el confinamiento, los homófobos se mantenían, pasando de 278 en 2019 a 277 en 2020 (sólo un 0,4% menos).

Delitos de odio por tipo de hecho. (Photo: MINISTERIO DEL INTERIOR)
Delitos de odio por tipo de hecho. (Photo: MINISTERIO DEL INTERIOR)

Este tipo de ataques, además, han subido desde 2015 de forma exponencial. Aquel año se registraron en todo el país 169 ataques, una cifra sensiblemente menor a la registrada en 2019, cuando se produjeron 278.

El 78% de las víctimas que sufren estos ataques son hombres y el 22% son mujeres, según los datos aportados por el Ministerio del Interior.

Pese a ser esa región “segura, abierta y respetuosa” de la que habla Ayuso, la comunidad de Madrid fue, en 2020, la tercera región que más agresiones homófobas registró con 42, sólo por detrás de Cataluña (95) y País Vasco (61).

Los datos demuestran que el número de ataques homófobos han aumentado sí, pero es que, además, según el ministro del Interior desde su departamento han notado que éstos son cada vez “más violentos”.

Las afirmaciones de Ayuso han sido respondidas desde asociaciones LGTBI como Fundación Triángulo, que ha asegurado que “lamentablemente la LGBTIfobia está en la vida cotidiana de las personas LGBTI”. “El odio existe y es real, como demuestra la escalada de agresiones. Necesitamos el compromiso firme y valiente de los poderes públicos para acabar con la discriminación”, han agregado en respuesta a la presidenta madrileña.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente