Se entrega a la cárcel 29 años después de fugarse porque la pandemia le ha dejado sin trabajo

·3 min de lectura

Darko ‘Dougie’ Desic, fugado de una prisión Australiana hace 29 años, se presentó hace solo unos días en comisaría para entregarse. La pandemia del coronavirus le dejó sin trabajo hace algún tiempo y viendo que no tenía salida laboral y su situación iba cada vez a peor, decidió que era mejor volver a prisión que seguir fuera en libertad. Así han recogido su historia diversos medios locales como 7 News.

Darko ‘Dougie’ Desic se fugó hace 29 años de prisión y se ha entregado ahora porque la pandemia ha acabado con su medio de vida. (Foto: Captura de GoFund Me)
Darko ‘Dougie’ Desic se fugó hace 29 años de prisión y se ha entregado ahora porque la pandemia ha acabado con su medio de vida. (Foto: Captura de GoFund Me)

La noche del 31 de julio de 1992, Dougie, como le conocen en su entorno, utilizó una sierra que no está claro cómo consiguió para fugarse del Correctional Centre, de NSW North Coast, donde estaba cumpliendo condena. Tenía 35 años y ya había cumplido casi un tercio de su pena. Había sido condenado a tres años y medio de prisión por cultivar marihuana.

Se escapó y durante casi tres décadas ha vivido alejado de la policía, de los problemas y sobreviviendo haciendo trabajos en negro, como él mismo ha contado a los agentes ante los que se personó el sábado 12 de septiembre para entregarse en Sidney. 

En todo este tiempo había conseguido pasar desapercibido sin que lo detuviesen por haberse fugado. Sin embargo, con la pandemia, su situación económica se ha visto complicada de tal manera que sobrevivir le parecía imposible. Así que a sus 64 años ha preferido entregarse y peder su libertad de nuevo a seguir pasando penurias fuera. 

Ahora está acusado, según los medios locales, de haber escapado de prisión y ha rechazado la libertad bajo fianza. Deberá comparecer de nuevo ante el juez a finales de septiembre. 

Según ha publicado The Daily Telegraph, Desic habría contado a la Policía que se ganaba la vida trabajando como obrero y cobrando en efectivo y que tras la crisis derivada de la pandemia llevaba tiempo sin conseguir esos encargos con los que subsistía. También contó a los agentes que le tomaron declaración que temía que le deportarsen y en que su país, nació en la antigua Yugoslavia, le castigasen por no haber cumplido el servicio militar. Al parecer, esta es la razón por la que se escapó hace 29 años.

Su caso ha levantado una oleada de solidaridad en la que ha sido su comunidad en estos años y han organizado una colecta en GoFundMe con la que llevan recaudados más de 26.000 dólares (16.057,88 euros). “Estamos abogando por recaudar fondos para obtener un abogado penalista y ayudarlo a recuperarse. Todo el mundo merece una segunda oportunidad”, dice el texto que acompaña la petición.

Además, señalan que “parece que era un pequeño delincuente y las leyes eran más duras en ese momento para la gente que cultivaba marihuana. En este tiempo no se ha metido en problemas y ha tenido este problema pendiendo sobre su cabeza durante la mitad de su vida. También ha ayudado a nuestra comunidad y ha sido un compañero decente”.

EN VÍDEO | La fuga increíble de una cárcel de Tailandia con tan sólo un clip

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente