El auge de las 'dark stores': la estrategia comercial para sobrevivir la pandemia

Mariángela Velásquez
·6 min de lectura
Warehouse manager with digital tablet
El comercio digital en México tuvo un auge del 81 por ciento en 2020, impulsado por los efectos de la pandemia, hasta alcanzar el 9% del total del comercio minorista de ese país latinomaricano. (Getty Images)

Los compradores son seres insaciables que esperan una gratificación inmediata. En los viejos tiempos si queríamos comprar zapatos bastaba con visitar algunas zapaterías para regresar a casa con el calzado deseado.

Pero la pandemia lo ha cambiado todo y ahora lo pensamos dos veces antes de pasar el día en la calle, en contacto con decenas de personas, en busca de un artículo que pudiera no ser tan necesario después de todo.

Ante ese panorama de incertidumbre las ventas cayeron pero algunos comerciantes reaccionaron de inmediato. Su respuesta fue pasarse "al lado oscuro", que no es otra cosa que convertirse en grandes centro de abastecimiento.

¿Que es un dark store?

Se trata de tiendas físicas que sufrieron grandes pérdidas por las restricciones de movilidad o por las estrictas medidas que limitan el número máximo de clientes dentro de los locales.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La transformación fue convertir sus instalaciones en depósitos de grandes inventarios, donde procesan las órdenes que reciben de manera digital y despachan los pedidos.

No hay nada ilegal en este modelo de negocios. Simplemente se les llama tiendas oscuras porque los clientes no pueden visitarlas en persona. Son comercios fantasmas, sin vitrinas, anuncios ni marcas, que hacen todo tras bastidores. Eso les permite tener más espacio disponible para almacenar mercancía y satisfacer con rapidez las necesidades de sus clientes.

En la práctica lucen bastante parecido a las tiendas tradicionales, con la diferencia que los productos no tienen etiquetas con los precios, no están dispuestos para atraer a los clientes ni hay cajas en la salida. Funcionan como un depósito local donde hay todo tipo de mercancías, desde los productos frescos que se despacharán en el día hasta todo tipo de mercancía perecedera.

Los orígenes del lado oscuro

Los inicios de ese modelo comercial comenzó en 2009 en el Reino Unido, cuando las cadenas Sainsbury, Tesco y Waitrose comenzaron a abrir tienda en los vecindarios más poblados. En sus inicios llegaron a recibir unas 4.000 órdenes de compra online en cada una de las tiendas.

La proliferación de dark stores antes de la pandemia fue un poco más tímida en Estados Unidos, aunque Walmart y Target ya había puesto en práctica la idea de crear centros de acopio en las áreas densamente pobladas para reducir el tiempo de entrega y ofrecer a los clientes una experiencia de compra más rápida y cómoda.

Los estadounidenses que habían comprado alimentos y artículos para el hogar justo antes de comenzar la emergencia del coronavirus rondaba el 12%, lo que representa un aumento del 50 por ciento en relación a 2019.

Los analistas habían planeado que las ventas provenientes del comercio electrónico crecerían en un 30 por ciento anual, lo que representa el 6% de las ventas totales de Estados Unidos.

Pero la pandemia modificó los patrones de consumo y los comerciantes tuvieron que encontrar soluciones de automatización y abastecimiento que pudiera satisfacer la explosión de la demanda.

Ahora se cree que las dark stores se convertirán en elementos permanentes dentro de la estructura de satisfacción al cliente.

Las dark mexicanas

Y México no se ha quedado atrás. La Comer y Home Depot están haciendo los ajustes necesarios para unirse a la ola de las dark stores.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La Comer decidió seguir esa estrategia comercial después de analizar el crecimiento que sus transacciones online en 2020, mientras que Home Depot también anunció la ampliación de sus tiendas electrónicas como parte de una estrategia de inversión por la economía mexicana de unos 165 millones de dólares.

En México, el crecimiento de las dark store ha ido de la mano con el incremento del comercio digital, que en 2020 alcanzó 15.700 millones de dólares, o el 9% del total del comercio minorista nacional, el Estudio de Venta Online 2021 de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO). Los analistas adjudican ese extraordinario crecimiento de 81 por ciento con respecto a 2019 a la crisis del coronavirus y su impacto en los hábitos de consumo.

Aunque ese repunte no indica que tienen el camino despejado. Las firmas del sector minorista tendrán que apresurarse para fidelizar a los compradores ávidos de inmediatez en un sector en el que ganará el que llegue primero.

El consultor Ignacio Szymanski dijo a un diario local que las compañías tendrán que revisar bien sus opciones para invertir adecuadamente en los medios de transporte, analizar al detalle las preferencias del mercado según zona para tener suficientes inventarios y tener la tecnología que les muestre las mejores rutas para la entrega y la mejor comunicación con los clientes para completar los pedidos.

Los minoristas que no tengan el músculo financiero para realizar esa transformación logística y electrónica pudieran apoyarse en firmas como Cargamos o DarkStore, que ofrecen centros de almacenamiento con servicios tecnológicos que les permitirán manejar inventarios, gestionar pagos, entregar pedidos y atender devoluciones.

Otras startups latinoamericanas como Cubbo busca ser el puente entre los locales comerciales desocupados y el incremento en la demanda de centros de almacenamiento debido al alza del comercio digital.

Esas empresas se especializan en reacondicionar espacios físicos que quedaron vacantes para convertirlos en lugares de almacenamiento que para las nuevas bodegas urbanas.

La moda española sin reflectores

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En España, las restricciones impuestas para frenar el avance del coronavirus motivaron a las grandes empresas reestructurar sus redes de venta al punto de que las gigantes Inditex, H&M y Gap cerrarán hasta 1.400 locales.

Y uno de los motivos es que migrar hacia el modelo de negocios de las dark stores reduce de manera significativa los costos de distribución de mercancía. El coste de la llamada "última milla", que incluye la movilización desde los almacenes hasta la casa de los consumidores, representa al menos la mitad del total de transporte.

Otros gastos fijos que bajan con las dark stores son los gastos de alquiler de locales cerrados y gastos de personal porque se trata de un sistema altamente automatizado.

Así que parece que esta tendencia que reduce la pompa y bambalinas y aumenta una eficiencia basada en la tecnología llegó para quedarse.

Historias que también te gustarán:

(VIDEO) Esto es lo mejor y lo peor de comprar sin salir de casa