Daniel Ortega se perpetúa en el poder: ¿qué sigue para Nicaragua?

Con el 75% de la votación, según el Consejo Supremo Electoral de Nicaragua, el presidente Daniel Ortega fue reelegido para un cuarto mandato consecutivo. Los comicios presidenciales estuvieron marcados por una ola de detenciones y persecución judicial a los opositores: en total, siete aspirantes a las elecciones que se perfilaban como rivales de Ortega en las urnas fueron detenidos y otros 32 líderes opositores y empresarios fueron acusados de "conspiración y traición a la patria".

En estos comicios presidenciales de Nicaragua, según la organización Urnas Abiertas, la abstención alcanzó el 81,5% a nivel nacional. Una alta cifra que contrasta con el 65,34% de participación que indica el Consejo Supremo Electoral, institución controlada por el partido oficialista.

Además del presidente, los 4,4 millones de nicaragüenses avalados para votar también eligieron al vicepresidente, quedando reelegida Rosario Murillo, esposa de Ortega, ahora llamada "copresidente". También elegían 90 diputados de la Asamblea Nacional y 20 diputados ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

La comunidad internacional ha tenido opiniones divididas frente a estos comicios: Estados Unidos, la Unión Europea, la OEA y algunos países de América Latina no reconocen los resultados y han calificado el proceso electoral de "pantomima". Otros Estados como Rusia y Venezuela han respaldado las garantías dadas durante las elecciones, incluso aplaudieron la transparencia y el triunfo por cuarta vez consecutiva del presidente Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo.

¿Hubo un proceso democrático en Nicaragua? ¿Qué significan estas elecciones para la izquierda latinoamericana y para las democracias de la región? ¿Por qué Ortega intenta perpetuarse en el poder, repitiendo la historia de la dictadura de la familia Somoza contra la que luchó por años? Y ante el anuncio de más sanciones internacionales, ¿cómo afectará esto al país centroamericano?

En esta edición de El Debate analizamos las elecciones presidenciales en Nicaragua de la mano de nuestros invitados:

- Xochilth Ocampo, abogada y exdiputada por el partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

- Israel Lewites Cornejo, activista político nicaragüense, actualmente en el exilio.

- Y en el estudio de France 24 nos acompaña Jazmín Balaguer, internacionalista, politóloga y directora del centro de pensamiento Geo Strategy.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente