Dani Martín enseña el trasero para lanzar una importante reflexión

·3 min de lectura
Dani Martin en una imagen de archivo. (Photo: Isabel Infantes via Getty Images)
Dani Martin en una imagen de archivo. (Photo: Isabel Infantes via Getty Images)

Dani Martin en una imagen de archivo. (Photo: Isabel Infantes via Getty Images)

El cantante Dani Martín ha vuelto a utilizar sus redes sociales para desahogarse, para hacer terapia junto a sus seguidores y para mostrar su lado más vulnerable, y lo ha hecho con una foto que enseguida a arrancado cientos de ‘me gusta’ —en 13 minutos llevaba más de 3.000—.

En la publicación de Instagram, el artista posa junto a una enorme piedra en la que se puede leer “Excmo. Ayuntamiento de Tarifa. Playa autorizada al nudismo en 1.000 metros”. Hasta ahí, una fotografía más. Lo llamativo de esta imagen es que Martín, apoyado sobre la piedra, tiene bajado el pantalón mostrando el trasero en todo su esplendor y sin ningún pudor. “Soy imperfecto, mi cuerpo es el que tengo y no pienso matarme a hacer ejercicio físico por temas estéticos, solo por salud”, manifiesta sobre su físico.

Además de hablar sobre su cuerpo, a la imagen le acompaña un extensa reflexión sobre sus imperfecciones, su pasado y el camino que ha decidido seguir a sus 45 años. “El amor a mí mismo, aceptarme como soy, permitirme errores, perdonar, pedir perdón, no depender de nadie ni de nada, que la autoestima no dependa nada más que de mí mismo”, comienza escribiendo sobre sus intenciones en esta época de su vida.

“He querido seducir a todo el mundo. Me he emborrachado muchísimas veces, He llorado mucho. He sido un adolescente muy cabrón con mis padres. Soy una persona, por eso me han pasado y me pasan todas esas cosas. No soy un póster ni un ejemplo a seguir, ni un modelo, ni un muñeco, ni una campaña de márketing, ni un producto, ni el novio perfecto, ni el amante perfecto, ni el amigo perfecto, ni nada de eso”, continúa.

En el largo texto, del que dice son “pensamientos en voz alta” y con el que quiere mostrar “lo que soy realmente, lo que no soy”, también reconoce: “Me he machacado mucho, he hecho daño y también me lo han hecho. Me he drogado, he mentido, he sido inmaduro. Me he maltratado, culpado, herido…”.

Para terminar, lanza esta petición: “Además de mostrar lo buenos que estamos, las vacaciones tan increíbles que vivimos, los planes tan increíbles en los que estamos, sumar otras cosas también está bien. Salud mental y física. Por supuesto, que cada uno haga lo que quiera en su vida. Yo soy más feliz verbalizando esto y trabajándolo. No es moralina ni me he comido la chispa de la felicidad. Sufro mucho, quiero sufrir menos”.

Una lanza a favor de la salud mental

Esta no es la primera vez que el excantante de El Canto del Loco utiliza la redes sociales para desahogarse y alzar la voz por la salud mental. Hace justo un año, un hilo de Twitter en el que reconocía acudir a la consulta del psiquiatra para sentirse mejor, más tranquilo y más feliz se llevó miles de aplausos de sus seguidores.

“Merece la pena encontrar lugares donde uno se siente que está trabajando y aprendiendo, tengo mucho que aprender de mí aún, así que seguiré cogiendo aviones para ir a ese puto paraíso del que os hablo. Se llama psiquiatra”, terminaba reconociendo en ese misterioso hilo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente