La estrella de Dallas Patrick Duffy recuerda la tragedia que asoló su vida cuando sus padres fueron asesinados

A finales de los setenta llegó a nuestras vidas Dallas, una serie de televisión estadounidense que se mantuvo en la pequeña pantalla durante 17 temporadas, que se dice pronto, y un total de 397 episodios. Esta ficción creada por David Jacobs, que narraba las turbulentas relaciones de los Ewing, marcaría la carrera profesional de Patrick Duffy. Ahora, el actor de 70 años encargado de dar vida a Bobby Ewing, el hijo pequeño de la familia protagonista, se ha pronunciado sobre uno de los episodios más trágicos de su vida real.

(©CBS)

A pesar de que el debut en televisión de este actor estadounidense se remonta a 1977, cuando interpretó el papel de Mark Harris en la serie El hombre de la Atlántida, su papel más recordado llegaría dos años después. Bobby Ewing se convertiría en uno de los personajes más populares de la televisión a nivel mundial, un rol que el intérprete ejerció hasta 1985.

Y es que a mitad de los ochenta Patrick Duffy decidió abandonar Dallas y se rodó una escena en la que su icónico personaje, que siempre trataba de hacer lo correcto, fallecía en el episodio final de la temporada 1984-1985. Ahora que, tras una temporada ausente, regresó a la pequeña pantalla gracias a una estratagema de los guionistas que explicaron que la tanda de su marcha había sido únicamente un sueño de Pamela, la exesposa de Bobby interpretada por Victoria Principal.

Así que Patrick Duffy volvió al final de la temporada siguiente en una escena icónica en la ducha explicando que había sido un sueño, mucho antes del polémico de Los Serrano, permitiendo al actor retomar su personaje en series derivadas: Dallas: J.R. Returns (1996), Dallas: War of the Ewings (1998), así como en la nueva serie de Dallas (2012). Pues bien, dejando de lado esta curiosidad, y la obviedad de que la producción fue un fenómeno social en todos los países donde se emitió consagrando a sus protagonistas como estrellas, resulta que el famoso personaje de Dallas acaba de hablar sobre su devastadora historia personal.

Y es que en 1986, mientras los espectadores dábamos palmas con las orejas por el regreso del veterano actor a Dallas, se mascaba la tragedia en la vida real de Patrick Duffy. El 18 de noviembre de ese mismo año los padres del intérprete, Terrance y Marie Duffy, fueron asesinados a quemarropa por los adolescentes Sean Wentz y Kenneth Miller durante el robo de un bar en Boulder (Montana) que era propiedad de los progenitores del actor.

Los cuerpos del matrimonio fueron encontrados por un grupo de personas que se habían detenido para tomar una copa después de un cambio de turno en el Centro de Desarrollo de Montana. Como informó por aquel entonces Los Angeles Times, los investigadores recuperaron una escopeta que se creía que había sido utilizada en el crimen junto con el dinero extraído del establecimiento.

Treinta y tres años después, el actor ha recordado la horrible noche en la que sus padres fueron asesinados a tiros en el último número de Closer Weekly, actualmente en los quioscos: "Mi padre echó a estos dos jóvenes del bar en algún momento de la noche", ha contado primeramente. “Entonces fueron y bebieron a otra parte... y volvieron a la barra. Cuando entraron en el bar con sus armas, le dispararon. No había nadie más en el bar, por lo que dispararon tanto a mi madre como a mi padre”.

El intérprete ha asegurado haber pasado por "todas las emociones del horrible evento: conmoción, ira y todo", tras la muerte de sus padres- a quienes describió como "muy sociales" y "personas bastante comunes y agradables" -pero ha recalcado que "nunca se sintió desconectado" de ellos. “Nunca sentí esa pérdida inmediata. No sabía por qué entonces, pero en retrospectiva, fue el resultado de ser budista”, ha explicado.

Los jóvenes de 19 años fueron acusados ​​de homicidio deliberado y luego condenados a 75 años de prisión cada uno. Sin embargo, se produjo un giro en los acontecimientos ya que en 2001 Kenneth Miller compareció ante los tribunales de Montana después de que Sean Wentz cambiara su declaración original, confesando que él fue el único asesino y siendo sentenciado a 180 años de prisión. En la actualidad Wentz cumple su condena en el Departamento de Correcciones de Montana, mientras que su cómplice Miller fue puesto en libertad condicional en 2007. Respecto al asesino y cómplice de estas muertes, la estrella de Dallas ha comentado “mi punto de vista es que ya ha sido castigado. Ya sabes, ya sea que esté en prisión o fuera de prisión”.

Pero aquí no acaba la desdicha de Patrick Duffy ya que años después murió de cáncer su esposa Carlyn Rosser de forma repentina haciendo que su pérdida fuera aún más dolorosa. El actor se había apoyado en su mujer a raíz de la muerte de sus padres y su inesperada pérdida a los 77 años fue el último mazazo que se podía esperar. "Fue una sorpresa cuando falleció", ha revelado. “No había ninguna indicación. Así que ese fue el gran ajuste”.

En este punto reconoce que los hijos de la pareja, Padriac (45 años) y Conor (39 años), han sido desde entonces sus mayores apoyos tras la pérdida del amor de su vida durante 43 años, desde 1974. “Mis hijos estaban allí como incondicionales", ha destacado. “Pero también me di cuenta de que, por mucho que intentaran apoyar al viejo padre, probablemente estoy más adaptado a este conjunto de circunstancias que ellos. Llegas a cierta edad y te das cuenta de que el camino por delante es mucho más corto que el camino de atrás.

Las historias tristes siempre tienen su particular moraleja de supervivencia y en esta ocasión no iba a ser menos ya que Patrick Duffy da las gracias al budismo porque le ha mantenido conectado con sus familiares fallecidos, especialmente con su esposa que también era budista. Así, ha pronunciado que todavía se siente "cerca de ella todo el tiempo. La puedo escuchar. Puedo verla”,

Unas palabras y actitud preciosas las de Patrick Duffy quien, mientras trabaja para avanzar por su bien y el de su familia, se ha comprometido a seguir honrando la memoria y los recuerdos de su esposa: “Sé lo que ella esperaría de mí, y trato de estar a la altura de eso. Todavía me considero un hombre casado". Y es que el actor ha expresado: "Puedo reparar cada valla que he roto y crear valor a partir de todo lo que he hecho si me dan el tiempo suficiente. Lo he hecho y todavía lo estoy haciendo bien. He trabajado duro para sacar lo mejor de la vida, y ha sido bueno para mí”.

Según el medio, Patrick Duffy supo al instante que Carlyn Rosser era la mujer indicada cuando la miró por primera vez: "Era un graduado universitario inmaduro que estaba de gira como narrador con esta producción de danza, y ella era una hermosa bailarina 10 años mayor", ha recordado. "Nos conocimos en el autobús turístico y eso fue todo, de por vida".

Cabe destacar que la próxima aventura en la actuación de Patrick Duffy, la película Random Acts of Christmas, se acaba de estrenar en Lifetime como parte del evento de programación Its A Wonderful Lifetime. Nos encontramos ante una historia conmovedora que se centra en mantener los momentos mágicos de la Navidad.

Para seguir leyendo:
Los secretos que se esconden en el armario de El príncipe de Bel-Air
¿Qué hacía Ana Obregón besando a Hannibal en El Equipo A?

Imagen: ©CBS