Dalila Zapata, una modelo puertorriqueña que rompe moldes

Fotografía de archivo fechada el 10 de septiembre de 2019 donde aparece la joven puertorriqueña Dalila Zapata Hernández mientras posa para Efe durante una entrevista en Rincón (Puerto Rico). EFE/Thais Llorca/Archivo

Rincón (Puerto Rico), 8 oct (EFE).- La joven puertorriqueña Dalila Zapata Hernández, de 20 años, se ha convertido en un gran ejemplo para la juventud, al romper las barreras y estereotipos de la sociedad y formarse como una modelo profesional internacional a pesar de tener la condición de síndrome de Down.

Zapata Hernández sabe que es famosa y que algo está haciendo bien, algo que se refleja en su conversación con EFE, en la que también muestra sus dotes de modelo, profesión que la ha ayudado a superar los estereotipos de su condición.

"Me gusta ser famosa. Me gusta estar en revistas y este es mi sueño", ha afirmado la joven.

Dalila reconoce que cualquier persona que cuente con alguna situación de salud o personal, puede lograr sus metas.

"Echar pa' lante, tú puedes, ese es mi lema", abunda Dalila, en todo rato acompañada y guiada por su madre, Nélida Hernández.

Y según cuenta Hernández a Efe, el embarazo de su hija fue "normal".

Durante los nueve meses de gestación, en los que le hicieron todas las pruebas médicas para saber si su criatura cargaba con alguna condición o enfermedad, nunca se alertó de alguna.

No obstante, el 12 de febrero de 1999, en el Hospital Bella Vista de Mayagüez, en el oeste de Puerto Rico, Hernández dio a luz a Dalila, quien se sumó así a su hermano, Hilton Zapata, hijo, quien nació seis años antes.

Al nacer Dalila, según rememora Hernández, ésta nunca lloró, una señal de alerta del cuerpo médico de saber que cualquier criatura naciente tiene pulso y puede respirar.

Esto se debió a que Zapata nació con cardiopatía cianótica, una malformación estructural del corazón y/o de los grandes vasos que se producen en el período embrionario.

La pediatra, igualmente, notó que Dalila contaba con sus manos curvas y más hinchadas y sus dedos más pequeños de lo normal, características de una persona con síndrome de Down.

Por ello, los médicos de Dalila prefirieron hacerle más pruebas y comprobar si esta sufría de la condición. Quince días después le confirmaron la condición a Hernández.

El síndrome de Down es un trastorno genético que ocurre cuando hay una copia de más del cromosoma 21.

Este cromosoma extra causa anomalías en la forma en que se desarrollan el cuerpo y el cerebro; se trata de una de las formas más comunes de anomalías congénitas.

"Yo pensé que era mi culpa cuando nació", recuerda Hernández.

Dalila solo pesaba 3 kilos en su primer medio año de vida, alertando así a sus médicos.

Esto llevó a que el cardiólogo pediátrico puertorriqueño Arturo López le sugiriera a la familia Zapata-Hernández que se llevaran a Dalila a los Estados Unidos para recibir un mejor tratamiento médico.

Tres meses más tarde, Hernández y Dalila regresaron a Puerto Rico.

Poco a poco, aunque a paso lento, según contó Hernández, Dalila se desarrollaba.

A sus 7 años y mientras estudiaba en la Escuela Ramón Méndez Quiñones de Moca, municipio en el noroeste de Puerto Rico, la maestra de Dalila apreció que a la niña le gustaba modelar.

Ante esto, su madre la matriculó en la agencia de modelaje Annjannette en Moca.

De esta manera, Dalila se convirtió en la primera niña con la condición de síndrome de Down que se graduaba en dicha academia.

El progreso de Dalila como modelo progresó, por lo que diversas compañías y modistas se interesaron en ella para que desfilara con sus vestidos.

"Dalila es un cromosoma de amor", enfatiza Hernández de su hija.

Hasta ahora, Dalila ha mostrado en pasarela la ropa de David Antonio, MichelleAnn, Jackie Tejada, Sonia Rivera, Sonia Bonilla, Nathalia López, Jaer Cabán, Juan Colón, Tommie Hernández, Miriam Budet, entre otros.

De igual manera, Dalila ha paseado en el New York Fashion Week, Child Model en Atlanta, Discover Your Beauty Fashion Show, San Juan Moda y en el Mercedes Benz Fashion Show.

"Ahora mis lágrimas son de alegría por los logros que ha tenido", subraya su madre.

Dalila también estudia Cosmetología en la Escuela Superior Vocacional Heriberto Domenech en Isabela.

Jorge J. Muñiz Ortiz