16 días sin rastro de Shuai Peng, la tenista que denunció a un exvicepresidente chino por violación

·3 min de lectura
Shuai Peng, en el Open de Australia de 2020 (Photo: Fred Lee via Getty Images)
Shuai Peng, en el Open de Australia de 2020 (Photo: Fred Lee via Getty Images)

Dieciseis días sin saber de ella han hecho sonar todas las alarmas. Nadie sabe con certeza dónde está, ni cómo está, Shuai Peng, la tenista china que denunció a un exvicepresidente chino de violación.

Peng, que llegó a ser número 1 del mundo en dobles en 2014 tras ganar Roland Garros y Wimbledon, y número 14 en individuales, denunció en sus redes sociales a Zhang Gaoli, vicepremier de la República Popular China entre 2012 y 2017 por abusos sexuales.

Fue el pasado 2 de noviembre. Desde entonces su rastro se ha perdido. Sus redes no se mueven y no se han conocido movimientos suyos. Ahora, el canal CGTN, medio afín al Gobierno chino, ha publicado un supuesto email de la tenista donde aseguraría que encuentra bien, en casa y negaría todos los hechos, incluida la presunta violación del alto cargo.

Las dudas en torno a esta supuesta comunicación de Peng son muchas. El presidente de la Asociación Femenina de Tenis (conocida por sus siglas en inglés WTA), Steve Simon, confiesa en un comunicado que “me cuesta mucho creer que Shuai Peng haya escrito de verdad ese comunicado o que pueda ser atribuido a ella. Peng mostró un gran coraje a la hora de hablar de un abuso sexual por parte de un exlíder de su país”.

Sé que estoy cavándome mi propia tumba, pero voy a contar toda la verdad”Peng, en su confesión en la red social china Weibo

“La WTA y el resto del mundo necesita una prueba verificable de que se encuentra segura. He intentado en repetidas ocasiones contactar con ella y no ha sido posible”, expone el líder del tenis femenino. “Shuai debe poder hablar libremente, sin coacción o intimidación de ninguna fuente”, añade en el tuit que publica la WTA.

Su caso, tendencia mundial en redes

La preocupación por su situación ha tocado a los grandes de la raqueta. Novak Djokovic, Naomi Osaka o Feliciano López, entre otros, han dejado públicamente mensajes mostrando su inquietud por el caso.

Una de las más activas ha sido Osaka, que denuncia la “censura” que sufre su compañera tras las denuncias de abuso sexual. “Espero que Peng y su famila estén bien. Estoy en shock por esta situación y envío mi cariño para que aparezca”, expone en un post donde comparte el hashtag #WhereIsPengShuai(Dónde está Peng Shuai).

“No tengo mucha información sobre el tema, me enteré hace una semana y la verdad es que es chocante que haya desaparecido”, expresaba Djokovic en una rueda de prensa, donde pidió que “la encontrasen”. El español Feliciano López es otro de los que se ha sumado al hasthag con tuit donde comparte la foto de la deportista china.

La confesión por redes sociales

Los hechos denunciados el 2 de noviembre partieron de la red social china Weibo. Allí, Peng, de 35 años, acusaba a Gaoli, de 75, de haberla forzado a mantener relaciones sexuales antes de convertirla en su amante. “Tenía mucho miedo. Esa tarde, inicialmente me negué. Me llevaste a tu casa y me forzaste... no podía dejar de llorar.”, narra Peng en su publicación, que se expandió por todo el mundo y que ella misma amplió en Twitter.

La tenista explicaba que sí mantuvo una relación extramarital con el exvicepresidente, algo que la esposa del político conocía pero que “por su posición” no se podía divorciar. Todo ello entre mensajes de culpa a sí misma por haber cedido y miedo por lo que podría pasarle tras su confesión: “Sé que estoy cavándome mi propia tumba, pero voy a contar toda la verdad”.

Desde entonces nadie sabe nada de ella y el misterio sigue creciendo en torno a su estado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente