El dólar sigue restando valor a las divisas de América Latina... ¿hasta cuándo?

Los temores de recesión, las subidas de los tipos de interés y confinamientos en China están provocando caídas históricas para las principales divisas de América Latina. Los expertos indican que, por algunos meses, la tendencia del dólar es al alza.

El peso chileno se disparó hasta un 9,8% el viernes, ya que el banco central intervino para levantar la moneda desde sus mínimos históricos, mientras que una pausa en el dólar provocó ganancias en la mayoría de las otras monedas latinoamericanas.

La moneda chilena se encaminaba a su mejor sesión de la historia, todo después de que el banco central anunciara una intervención de 25.000 millones de dólares en el mercado de divisas para apoyar la moneda, que había caído a niveles históricos debido al repunte del dólar, la caída del precio del cobre, principal exportación de Chile, y la "incertidumbre local”.

Los temores sobre un movimiento agresivo por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos este mes y el atractivo de refugio en medio de las preocupaciones de recesión han disparado el dóar a su máximo en dos dos décadas, al tiempo que arrastra a las principales divisas de América Latina.

"La intervención de 25.000 millones de dólares en un país como Chile, donde el PIB no es muy grande, es notable. No hay duda de que va a tener un rendimiento superior tras el programa", reaccionó Marcos Casarin, economista jefe de LatAm en 'Oxford Economics' en México.

"Encontramos el peso chileno infravalorado en más de un 20% antes de este anuncio, por lo que el descuento es demasiado grande. Entendemos sus riesgos políticos que giran en torno a la nueva constitución, pero al mismo tiempo los fundamentos no se ven tan mal.", agregó.

¿Cómo están el resto de las divisas latinoamericanas?

Otra de las monedas más devaluadas en la región es el peso colombiano, que ha perdido casi un 10% de su valor frente al dólar en lo que va del año. La incertidumbre política interna, con la llegada del primer presidente de izquierda en la historia colombiana, sirvió de abono para depreciar al peso colombiano.

Pero para finales de la semana, a medida que los precios del petróleo se recuperaban, el peso colombiano se reafirmó un 3,06% hasta los 4.349,6, recuperándose aún más del mínimo histórico de 4.658,02 alcanzado a principios de esta semana.

Por su parte el real brasileño ganó un 0,5% en unas operaciones volátiles.

Sin embargo, el peso argentino, fuertemente controlado, cayó un 0,16%. Según un informe de 'Bloomberg', el banco central de Argentina mantuvo su tipo de interés de referencia en el 52, mientras la inflación tocó el 64% en los 12 meses hasta junio.

Las monedas latinoamericanas tendrán meses volátiles, afirman los economistas, mientras el dólar continúa siendo la mayor apuesta en tiempos de incertidumbre económica.

Con Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente