Un día de la victoria de Lula y Bolsonaro sigue sin pronunciarse

Seguidores de Jair Bolsonaro protestan tras la victoria de Lula en Brasil (Photo: AMANDA PEROBELLI via REUTERS)
Seguidores de Jair Bolsonaro protestan tras la victoria de Lula en Brasil (Photo: AMANDA PEROBELLI via REUTERS)

Seguidores de Jair Bolsonaro protestan tras la victoria de Lula en Brasil (Photo: AMANDA PEROBELLI via REUTERS)

Ha pasado un día desde que Lula ganara las elecciones en Brasil y el todavía presidente del país sigue sin pronunciarse. Eso sí, según adelanta Cadena Ser, varias fuentes de su entorno adelantan que se pronunciará este martes, a través de un comunicado.

Pese a ese silencio, el ministro de la Presidencia de Brasil, Ciro Nogueira, se ha puesto en contacto con portavoces de la campaña de Luiz Inácio Lula da Silva para anunciar su disposición a iniciar el proceso de transición entre ambos Gobiernos.

La iniciativa de Nogueira fue anunciada por el coordinador de comunicación de la campaña del Partido de los Trabajadores (PT), Edinho Silva, en un comunicado divulgado 24 horas después de que el líder progresista fuera proclamado como el vencedor de las elecciones presidenciales del domingo en Brasil.

“Mantuve contacto en la tarde de este lunes con el ministro de la Presidencia, Ciro Nogueira, a petición suya, y de inmediato se dispuso a conducir el proceso de transición representando al actual Gobierno Bolsonaro”, afirmó Silva, alcalde de la ciudad de Araraquara e importante colaborador de Lula, en un comunicado.

Silva agregó que informó inmediatamente de su conversación con Nogueira a la diputada Gleisi Hoffmann, la presidente del PT, “para que sean acordados los contactos necesarios” para iniciar el proceso.

El correligionario del presidente electo destacó en su comunicado la “posición republicana y democrática del ministro”.

Los siguientes pasos

La transición de Gobierno está prevista en la legislación brasileña y prevé que el presidente en ejercicio y el electo nombren equipos de trabajo en un plazo de 48 horas para que coordinen el proceso y garanticen la transferencia de datos e informaciones.

Pese al silencio de Bolsonaro, el vicepresidente de la República, general de la reserva Hamilton Mourao, también dio un paso para facilitar la transición.

Según portavoces de la campaña del PT, Mourao entró en contacto con el vicepresidente elegido, Geraldo Alckmin, para ponerse a disposición para el trabajo de empalme y hasta ofrecerle una visita al Palacio de Jaburu, la residencia de los vicepresidentes.

Lula ganó las elecciones del domingo con el 50,9% de los votos, frente al 49,1% de Bolsonaro y, a 24 horas de conocerse el resultado definitivo, el actual mandatario, que aspiraba a la reelección, aún no se pronuncia sobre el resultado de las elecciones.

Su silencio mantiene en vilo al país y al mundo, ya que durante la campaña el líder ultraderechista amenazó con solo aceptar el resultado de las urnas si consideraba que las elecciones habían sido transparentes.

Según versiones de prensa, Bolsonaro informó a sus ministros que no se opondrá al cambio de Gobierno pero que se pronunciará en las próximas horas sobre algunas objeciones que tiene contra el proceso electoral y las autoridades electorales.

En medio de las dudas sobre la transición, cientos de camioneros bolsonaristas comenzaron a bloquear varias vías del país en protesta por la victoria del líder progresista en las presidenciales, que consideran producto de un fraude.

De acuerdo con los más recientes datos de la Policía Federal de Carreteras, se han contabilizado unos 250 bloqueos en carreteras nacionales y regionales en 20 de los 27 estados del gigante suramericano.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR