Día Mundial de la Limpieza, una campaña global contra el plástico

·6 min de lectura

Cada 18 de septiembre, desde 2008, se celebra el "World Cleanup Day", una iniciativa mundial que trata de ayudar con la conservación del planeta a través de jornadas masivas de recolección de desechos en mares, ríos, bosques o playas. En la campaña para la recolección de plástico y otros materiales contaminantes que se encuentran en la naturaleza han participado unos 50 millones de voluntarios, procedentes de más de 180 países.

Un caballito de mar sujetando una mascarilla quirúrgica en el fondo del océano, tortugas nadando entre bolsas de plástico, peces que se confunden con botellas plásticas. Cada año más de 11 de toneladas de plásticos son arrojados a los océanos de todo el planeta; una de cada dos tortugas marinas ha comido plástico; el 90 % de las aves marinas tienen restos de plásticos en sus estómagos, según datos de la organización World Wildlife Fund.

En el año 2050 podría haber más plásticos que peces en el mar, según un informe del Foro Económico Mundial. El mundo genera anualmente 2.010 millones de toneladas de residuos sólidos urbanos. La urgencia es ahora, como reza el popular eslogan: “No hay planeta B”. Bajo esta premisa y con la voluntad de concienciar sobre la necesidad de tomar acciones inmediatas se celebra cada 18 de septiembre el Día Mundial de la Limpieza, una jornada de desintoxicación del planeta.

50 millones de voluntarios de todo el mundo han participado en las jornadas

Unos 50 millones de voluntarios de 180 países se unieron desde sus naciones para llevar a cabo una gigantesca limpieza de playas, ríos y mares. Desde Filipinas hasta California, Roma o Sudáfrica, voluntarios de todo el mundo aportaron su trabajo en la limpieza de materiales plásticos o contaminantes del medio ambiente. “Incluso si es a pequeña escala, la gente ya está buceando, la gente está en el mar, no les cuesta nada recoger lo que encuentran, porque el impacto de tener esa bolsa de plástico es, a la larga, mucho mayor, de verdad grande”, señalaba el buceador libanés, Jad Mukalled.

El plástico –sus diversas variaciones y utilidades– es un material que tarda décadas en degradarse y una de las principales amenazas de nuestras aguas debido a la contaminación de estas con dicho material y sus derivados. Sin embargo, está presente en todos los rincones naturales del planeta. Los desiertos, las selvas, bosques, océanos, lagos y ríos están inundados por ese material que no les pertenece y que destruye sus ecosistemas.

“Tenemos que involucrar a todo el mundo: personas, organizaciones, Gobiernos y empresas. Todos tenemos que trabajar juntos para construir las soluciones que mantendrán nuestro mundo libre de residuos, involucrando a todos niveles de la sociedad en cada paso del viaje”, señala en un comunicado Heidi Solba, la presidenta de Let’s Do It, una campaña que une a miles de activistas medioambientales de todo el mundo.

Este sábado, en Filipinas –paraíso para los amantes del buceo– varios buzos se sumergieron en las profundidades de las aguas con un propósito: limpiar el fondo del mar de botellas, bolsas, redes de pesca y otros materiales contaminantes que se aglomeran entre los arrecifes, amenazando la biodiversidad marina. El archipiélago filipino es responsable de más de un tercio de los plásticos que se vierten en los océanos, según un informe de Our World in Data; seguido de India, Malasia, China e Indonesia.

“Cada pañal o cada bolsa de plástico que quites, verás que eres capaz de salvar el arrecife de coral. Verás, parte del coral de donde sacas la bolsa de plástico o el pañal, está muerto, pero el otro lado está vivo (…) Y luego, por cada hilo de pescar o red que quites, podrías evitar que una tortuga muera o sea atrapada en él o comiendo una bolsa de plástico”, dijo la organizadora de la campaña de limpieza, Carmela Sevilla.

Los océanos producen más de la mitad del oxígeno del mundo

Si bien las selvas tropicales están consideradas como los pulmones de la Tierra, los océanos producen más de la mitad del oxígeno del mundo y absorben casi una cuarta parte del dióxido de carbono que liberamos a la atmósfera. Por todo esto, su preservación es imprescindible para el futuro de la humanidad. En contrapartida, están expuestos no solo a los residuos que se arrojan y acumulan en las aguas de todo el mundo, también a los derrames petroleros, el calentamiento global o la explotación de sus recursos.

"Creo que es hora de que todos nos comprometamos para iniciar la acción real. Los mayores pueden hacer política, nosotros haremos acción", dijo la joven voluntaria, Tara Angelika Svetlin, durante la campaña de limpieza de basuras en Roma.

Con ella coincide otra voluntaria, Faith Masango que, desde el municipio de Alexandra cercano a Johannesburgo, participó en el evento de limpieza mundial más grande del año: "Estoy aquí por el Día Mundial de la Limpieza. Este día de limpieza nos motivó a limpiar el río Jukskei en Alexandra, así que pensé que sería una gran cosa para mí participar en esta iniciativa ya que beneficia al medio ambiente y también a la gente del lugar."

En Europa, según la web de World Cleanup Day, se registraron miles de eventos en 22 países europeos para limpiar o concienciar sobre la necesidad de no arrojar basuras, con Alemania liderando la lista. Mientras que en América Latina son 8 países acogidos al Día Mundial de la Limpieza. En el continente africano, las actividades de limpieza enmarcadas en este día se celebran en 19 países y en Asia en 15 naciones.

"Hay que concienciar desde pequeños"

Durante las campañas de la organización sin ánimo de lucro World Cleanup Day de 2020, los voluntarios mundiales llegaron a recoger más de 43.000 toneladas de basura, 12 millones de colillas, salvando más de 12 billones de litros de agua de la contaminación.

En Panamá, cientos de voluntarios trabajaron durante el sábado en la recolección de las toneladas de materiales que el océano había arrastrado hacia las costas de la capital. "Hay que concienciar desde pequeños. A mi hija le pregunté esta mañana si prefería piscina o limpiar la playa, y me dijo que quería salvar el planeta", contaba Mariana García.

Las nuevas generaciones son más conscientes de la importancia de cuidar el medio ambiente, la necesidad de un cambio en el modo de vida actual –basado en el capitalismo y el consumismo extremo– y reclaman –con actividades mundiales como Fridays for Future– acciones reales a los Gobiernos.

Pero más allá de la necesidad de una concienciación a nivel comunitario, la protección de la naturaleza recae también en las grandes multinacionales y las políticas gubernamentales sostenibles enfocadas en la protección del planeta, puesto según apunta el último informe de WWF y Dalberg: "el costo social de la contaminación plástica podría alcanzar los 7,1 billones de dólares para 2040 si no se toman medidas urgentes".

"Necesitamos un tratado de la ONU sobre la contaminación plástica que una a los gobiernos, las empresas y los consumidores en torno a objetivos claros de reducción, recolección, reciclaje y alternativas sostenibles para detener las fugas de plástico en el medio ambiente para el 2030", reza el texto de la organización.

Con Reuters, AP y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente