El día en que Joe Biden visitó a aldeanos chinos

Laurie CHEN
·3 min de lectura
Joe Biden, en la actualidad presidente electo de Estados Unidos, con unos niños de la aldea china Yanzikou, cerca de Pekín, en 2001

El día en que Joe Biden visitó a aldeanos chinos

Joe Biden, en la actualidad presidente electo de Estados Unidos, con unos niños de la aldea china Yanzikou, cerca de Pekín, en 2001

"¡Es muy fuerte!". Veinte años después, los vecinos de una aldea china descubren impactados que el extranjero que los visitó luciendo unas Ray-Ban pronto se convertirá en uno de los hombres más poderosos del mundo: Joe Biden.

El presidente electo estadounidense, que en aquel entonces era jefe de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, efectuó en 2001 un viaje oficial a China en el marco de sus funciones.

Acompañado de responsables chinos, hizo un alto en Yanzikou, no muy lejos de Pekín, donde conversó con varios habitantes y compró unos helados para los niños.

Tang Shaojun, que en aquel momento era una joven madre de familia de 21 años, estaba cuidando de su bebé de dos meses cuando los miembros de la delegación llamaron a su puerta.

En aquella época, los extranjeros todavía eran toda una atracción en China y despertaban gran curiosidad, sobre todo en las zonas rurales.

"Creo que decidieron visitarnos a nosotros porque nuestra casa era la más pobre y la más miserable de la aldea", recuerda Tang, cuya vivienda ha sido reformada desde entonces.

"Ni siquiera teníamos frigorífico ni ningún aparato moderno. Tampoco cocina de gas. Hacíamos de comer con una cocina de carbón. Había moscas por todas partes", añade su esposo Liu Changkai, de 40 años.

Joe Biden tomó a su pequeño en brazos y le dio un beso. También les dejó como regalo 200 yuanes (una cantidad importante en aquel entonces), escondidos bajo una hacha, que la familia encontró más tarde.

"Dijo que volvería un día", afirma sonriendo Tang Shaojun.

La pareja no relacionó a ese extranjero con Joe Biden hasta esta semana, cuando unos periodistas de la AFP sacaron unas fotos de sus archivos para enseñárselas.

Gao Shan, otro residente de la aldea, tenía 9 años cuando estrechó la mano de Joe Biden, una escena que quedó inmortalizada en una de las tomas.

El joven recuerda que el dirigente demócrata le dijo, bromeando, que quizá algún día se convertiría en presidente de China.

"En aquel entonces, me deseó buena suerte y ahora se va a convertir en presidente. ¡Es muy fuerte!", exclama Gao Shan, de 29 años en la actualidad, empleado en el sector de la venta.

- "Orgulloso" -

En estos 20 años, el desarrollo económico de China ha sido fulgurante.

Las viejas casuchas de piedra de Yanzikou fueron derruidas y acondicionadas en viviendas de dos plantas o en alojamientos para huéspedes, que acogen a turistas deseosos de visitar la Gran Muralla, muy cercana.

La mayoría de los habitantes guarda un recuerdo bastante vago de la visita, pero las fotos de la AFP muestran a niños y padres reunidos en torno a un Joe Biden sonriente.

Biden también visitó una iglesia.

"Era muy amistoso y cálido, saludaba a todos los chinos [...] También compró un par de helados para los niños", recuerda Li Hua, un agricultor de 57 años que aparece en una de las instantáneas.

Li se declaró "muy orgulloso" de que Joe Biden visitara su aldea. "Si no hacen daño a China, ¡pueden volver cuando quieran!".

lxc/ehl/bar/pz/jvb/mar