A dos décadas del naufragio del 'Joola' en Senegal, las familias exigen Justicia

El 26 de septiembre de 2002, el desastre del ‘Joola’ se cobró al menos 1.800 vidas. El ferry navegaba entre la provincia senegalesa de Casamance y Dakar. En medio de la noche, a 40 kilómetros de la costa, la embarcación volcó tras ser azotada por lluvias tropicales y fuertes vientos. La ayuda tardó más de 16 horas en llegar al lugar. Solo 64 pasajeros sobrevivieron a esa noche. Sarah Sakho y Sam Bradpiece de France 24 investigaron esta tragedia, dos décadas después.

El desastre de ‘Joola’ tuvo múltiples causas. El buque, gestionado por la armada senegalesa, se encontraba en mal estado. Además iba sobrecargado, con cuatro veces más pasajeros que el máximo permitido. Incluso los vehículos en la bodega no estaban asegurados. El capitán del barco, que también murió, cometió un craso error de navegación.

Las familias de las víctimas han intentado por mucho tiempo averiguar la verdad sobre lo sucedido. Algunos presentaron una denuncia contra el Gobierno senegalés por "negligencia", pero el caso se cerró en 2003. También se iniciaron procedimientos legales en Francia, de donde procedían varias de las víctimas, pero no prosperaron.

20 años después, las familias de las víctimas continúan su lucha para garantizar que el desastre del ‘Joola’ no se olvide. En particular, quieren que los restos del barco sean sacados del fondo del mar para poder comenzar a llorar a sus víctimas adecuadamente.