La curiosa nomenclatura usada en la Antigua Roma para juzgar a todos por igual

·2 min de lectura
En la Antigua Roma se utilizó una curiosa nomenclatura para asegurar el anonimato a los litigantes (imagen vía Wikimedia commons)
En la Antigua Roma se utilizó una curiosa nomenclatura para asegurar el anonimato a los litigantes (imagen vía Wikimedia commons)

De sobras conocido es que durante la Antigua Roma se puso en marcha una serie de fórmulas, preceptos y normas jurídicas y que actualmente siguen utilizándose.

Dentro del Derecho Romano existía un estricto celo por intentar que la justicia se aplicara por igual a cualquier individuo (la tan repetida ‘la justicia es ciega’), sin tener en cuenta su rango social y procedencia y que ante una misma falta o delito se debía de imponer el mismo castigo o multa.

Es lo que a día de hoy viene a ser el tan recurrido ‘todos somos iguales ante la ley’, aunque no siempre nos da la sensación de que se aplica con el mismo criterio cuando un acusado es de cierto rango social.

En la Antigua Roma, para evitar que un magistrado, que debía juzgar algún caso concreto, pudiese sentirse tentado en ser más benevolente por alguna de las dos partes, al conocer de quienes se trataba (y más cuando era un caso en el que demandado o demandante era alguien relevante) se creó una curiosa nomenclatura con el fin de que la identidad de los litigantes quedase en el anonimato durante el proceso.

En el caso del demandante, en lugar de su nombre aparecían las letras ‘AA’, las cuales significaban literalmente ‘Aulo Agerio’ y cuya traducción sería ‘el que solicita o persigue’, mientras que para el demandado se utilizaba la forma ‘NN’ (Numerius Negidius) y que vendría a traducirse como ‘el que se niega a pagar o satisfacer un pago’.

De ese modo, cuando los magistrados y procuradores recibían el informe sobre el litigio en el que tenían que actuar, no conocían las identidades de los pleiteantes ni el rango social de estos, por lo que no se veían influenciados de antemano a tomar una decisión que no fuese justa y ecuánime.

Curiosamente, la nomenclatura ‘NN’ sigue utilizándose en la actualidad para algunos asuntos, pero en lugar de darle el significado de ‘Numerius Negidius’ se traduce como 'Nomen Nominandum' ('no nombrado' o 'sin nombre') e incluso en la judicatura anglosajona como 'No Name'.

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Vídeo | Muestra el estado lamentable de las habitaciones del motel en el que trabaja limpiando

Más historias que te pueden interesar:

· Cuando en Tennessee tuvo lugar el ‘Juicio del Siglo’ en 1925: creacionistas contra evolucionistas

· Juicio a Adolf Eichmann, el primer gran evento televisado de la Historia

· ¿Qué diferencia hay entre declarar a un acusado ‘inocente’ o ‘no culpable’?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente