Un cura ataca con ácido a los obispos que estudiaban si le expulsaban

·2 min de lectura

Un sacerdote griego ortodoxo ha sido detenido después de protagonizar un ataque con ácido contra el grupo de obispos que estaba estudiando si lo expulsaban de la Iglesia por una acusación de posesión de drogas. En total, según informan tanto la BBC como The Guardian, que citan medios locales, 10 personas resultaron heridas y algunas de ellas siguen ingresadas en el hospital como consecuencia de las quemaduras sufridas.

Diez personas se han visto afectadas por el ataque con ácido. (Foto: Getty Images)
Diez personas se han visto afectadas por el ataque con ácido. (Foto: Getty Images)

Los hechos tuvieron lugar este miércoles en Atenas. Los obispos se encontraban reunidos para evaluar la situación del mencionado sacerdote, cuya identidad no ha trascendido. Según las crónicas del suceso, este se personó en la audiencia disciplinaria con una botella con líquido corrosivo que lanzó contra los miembros de la jerarquía eclesiástica, pero también contra quienes intentaron detenerle tras su acto. 

En total, diez personas, siete de ellos obispos, sufrieron quemaduras. Principalmente en el rostro y en las manos. Además, un policía que se encontraba en el lugar e procedió a detenerle también se vio afectado por el ácido al igual que dos abogados presentes en la audiencia. El Ministro de Salud de Grecia, Vasilis Kakilias, ha informado que tres de los clérigos estaban en estado grave y que una de las víctimas debía ser trasladada para someterse a una operación de cirugía plástica.

La acusación que pesaba sobre el atacante era la de estar en posesión de 1,8 gramos de cocaína en 2018. La llevaba, según The Guardian, escondida debajo de la sotana “en la zona de los genitales” y alegó que eran “para uso personal” ante el fiscal que llevó su caso entonces. 

Lo que se dirimía ahora es si el cura, de 36 años, era expulsado de la Iglesia o no. La vista disciplinaria tuvo lugar en el monasterio de Petraki, en el centro de Atenas. Fue el agente también rociado con el líquido corrosivo el que logró interceptarlo a las puertas del edificio durante su huida.

Katerina Sakellaropoulou, presidenta de Grecia, ha condenado el ataque y el Primer Ministro del país Kyriakos Mitsotakis ha hablado con el arzobispo de Atenas Ieronymos II, jefe de la Iglesia griega. Sobre su conversación con él, ha señalado que su interlocutor se mostró “profundamente triste” y que por su parte el Gobierno les ha ofrecido “toda la asistencia médica posible para la pronta recuperación de las víctimas”. 

EN VÍDEO | Grecia apuesta por un plan de recuperación capaz de crear puestos de trabajo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente