La CUP condiciona la negociación con JxCat al relevo de Sàmper en Interior

Agencia EFE
·2 min de lectura

Barcelona, 18 feb. (EFE).- La CUP ha condicionado este jueves la negociación sobre posibles acuerdos con JxCat a que se dé un "giro de 180 grados" en las políticas de seguridad y el conseller de Interior, Miquel Sàmper, sea relevado.

Tras haberse reunido ayer miércoles con representantes de ERC para explorar un posible acuerdo que haga posible la investidura de Pere Aragonès como presidente de la Generalitat, los negociadores de la CUP han hablado este jueves con JxCat, en plena polémica por los disturbios por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel.

Durante la noche del miércoles, en la segunda jornada de choques violentos entre manifestantes y Mossos tras el ingreso en prisión de Hasel, fueron detenidas 33 personas, después de que en la noche anterior una joven que participaba en las protestas perdiera un ojo por un posible impacto de un proyectil de foam.

En un comunicado, la CUP ha informado de su reunión con JxCat para exigir el fin de la "represión" contra manifestantes y "un giro de 180 grados en las políticas de seguridad, para poder dar continuidad a las conversaciones sobre cualquier posible acuerdo".

La CUP quiere "cambios profundos en las políticas de la Generalitat" en esta próxima legislatura y también "cambios inmediatos para resolver la actual situación", y así lo ha planteado en una reunión "absolutamente condicionada por el contexto represivo" por las protestas contra el encarcelamiento de Hasel.

Para la CUP, la promesa de "transparencia" de los Mossos en el uso de proyectiles de foam es "totalmente insuficiente y poco creíble", tras las actuaciones "totalmente desproporcionadas y fuera de norma" de los agentes antidisturbios en los últimos días.

La formación anticapitalista denuncia "cargas injustificadas, golpes de porra por encima de la cintura, puñetazos en la cara y en el cuerpo, golpes de porra en la cara, furgonetas embistiendo a manifestantes, furgonetas circulando a gran velocidad entre los manifestantes, balas de foam directas al cuerpo y a la cara y una persona mutilada al provocarle la pérdida de un ojo".

Por todo ello, añade el comunicado, la CUP "pide la dimisión de Miquel Sàmper" como conseller de Interior y avisa de que toda esta situación representa un "claro escollo que dificulta el entendimiento" entre la formación anticapitalista y JxCat.

"La continuidad de las conversaciones está totalmente condicionada a compromisos y cambios claros en este terreno", concluye la CUP.

(c) Agencia EFE