EEUU pide la retirada de las fuerzas extranjeras de Libia antes de una cumbre internacional

·3 min de lectura
Una vista general de la cumbre sobre la paz en Siria celebrada el 19 de enero de 2020 en Berlín

El secretario de Estado norteamericano pidió el miércoles la retirada de las fuerzas extranjeras de Libia, una de los cuestiones clave, junto a la celebración de elecciones, de una cumbre internacional que se celebra por la tarde en Berlín.

Todos los actores de la región y, por primera vez, el gobierno de transición libio participarán en esta conferencia a nivel de ministros de Relaciones Exteriores o sus adjuntos.

"El acuerdo de alto el fuego del 23 de octubre debe aplicarse plenamente, incluida la retirada de todas las fuerzas extranjeras de Libia", dijo Antony Blinken en una conferencia de prensa conjunta en Berlín con su homólogo alemán, Heiko Maas.

"Compartimos [con Alemania] el objetivo de una Libia soberana, estable, unificada y segura, libre de toda injerencia extranjera, eso es lo que el pueblo merece, y es esencial para la seguridad regional", argumentó el secretario de Estado, que inició el miércoles una gira europea.

El 19 de enero de 2020, una primera conferencia promovida por la ONU reunió en la capital alemana a los dirigentes de los países implicados en la contienda bélica. Alumbró un frágil acuerdo para poner fin al conflicto.

Diez años después del derrocamiento de Muamar Gadafi la cumbre permitirá hacer un balance de la transición política en este país del norte de África.

- Dudas -

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, intervendrá por videoconferencia.

Lo principal será garantizar la celebración simultánea de elecciones presidenciales y legislativas el 24 de diciembre, que el gobierno de transición, dirigido por el primer ministro Abdelhamid Dbeibah, prometió organizar.

Pero persisten dudas sobre si los gobernantes están realmente interesados en que los comicios tengan lugar.

El exministro del Interior libio Fathi Bachagha, probable candidato a estas primeras elecciones presidenciales por sufragio directo, pidió al gobierno que no las posponga.

"Es necesario que la misión de la ONU tome todas las medidas en este sentido y asuma sus responsabilidades para que las elecciones se celebren en la fecha prevista", dijo por su parte Ahmad al-Misrari, portavoz del autoproclamado Ejército Nacional Libio (ENL), dirigido por el mariscal Jalifa Haftar.

La formación del gobierno de transición al amparo de un proceso político fomentado por la ONU fue una luz de esperanza después de una década de fracasos para sacar a Libia del caos.

La Unión Europea cuenta con él para resolver el problema de los migrantes que abandonan las costas libias, con frecuencia en embarcaciones sobrecargadas y precarias, con el objetivo de llegar a Europa.

Pero en las últimas semanas han resurgido las divisiones entre los dos poderes rivales, en Tripolitania (oeste) y Cirenaica (este).

Desde octubre hay una tregua oficial en vigor, pero el enviado de la ONU para Libia, Jan Kubis, reconoció en mayo que los progresos para la unificación de instituciones divididas y la retirada de las fuerzas extranjeras estaban "en punto muerto".

- Hombres armados -

Y esto es fundamental debido al enorme papel desempeñado por las potencias extranjeras en la guerra en Libia.

"Aquellos que la última vez en Berlín adquirieron el compromiso de retirar sus tropas no lo respetaron", lamenta Heiko Maas. Se refiere a Rusia, Turquía o Emiratos Árabes Unidos.

En diciembre, la ONU estimó en unos 20.000 el número de mercenarios y combatientes extranjeros en Libia: rusos del grupo privado Wagner, chadianos, sudaneses o sirios.

También hay cientos de soldados turcos en virtud de un acuerdo bilateral concluido con el anterior gobierno de Trípoli.

"El número de combatientes no ha disminuido significativamente, pero tenemos un alto el fuego que en general se acepta y respeta en todas partes", informó una fuente diplomática.

Pero diplomáticos de la ONU temen que una dispersión brusca de estos hombres armados represente una nueva amenaza para la región.

El presidente chadiano Idriss Déby Itno murió en abril durante una ofensiva de rebeldes chadianos procedentes de Libia.

mat/ylf/erl-pc/es

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente