La cumbre España-Marruecos será la última semana de enero o la primera de febrero

Barcelona, 24 nov (EFE).- La reunión de alto nivel que España y Marruecos se comprometieron a realizar y que escenificará la nueva fase en las relaciones entre ambos países se celebrará la última semana de enero o la primera de febrero, ha indicado este jueves el ministro de Asunto Exteriores español, José Manuel Albares.

España y Marruecos ya hicieron público en octubre que la reunión sería a principios de 2023 y, hoy, Albares ha precisado todavía más el calendario de la reunión, en declaraciones a los medios junto al ministro de Exteriores marroquí, Naser Burita, antes de participar en el Foro Regional de la Unión por el Mediterráneo en Barcelona.

La cumbre escenificará, así, esta nueva fase en las relaciones diplomáticas, después de conflictos diplomáticos como el acogimiento hospitalario que España prestó al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en mayo de 2021.

De hecho, no se celebra una reunión de alto nivel entre España y Marruecos desde 2015.

España mantiene reuniones de alto nivel con periodicidad con todos sus aliados y consisten en encuentros de trabajo en los que tanto el presidente del Gobierno como varios ministros se reúnen con el Ejecutivo de otro país para trabajar y cerrar acuerdos de colaboración.

"La hoja de ruta que España y Marruecos firmaron en abril de este año se está cumpliendo punto por punto", ha manifestado Albares, que ha asegurado que los grupos de trabajo entre los dos países siguen trabajando y llegando a acuerdos.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Naser Burita, ha coincidido con Albares -al que ha llamado "buen amigo"- en mostrar su "satisfacción" por la cooperación que están desarrollando ambos países.

Sobre el salto de la valla de Melilla del pasado junio que dejó 23 muertos, ha comentado que se ha impulsado una investigación sobre el cumplimiento de los derechos humanos en ese episodio y que la entrada fue "algo planificado" por mafias.

ALBARES CELEBRA EL PACTO ENTRE SERBIA Y KOSOVO

Albares también ha aprovechado para valorar el acuerdo que Serbia y Kosovo alcanzaron este miércoles por la noche para desescalar el conflicto de las matrículas de coche, un pacto en el que la Unión Europea ha ejercido de mediador.

Albares ha contado que ayer por la noche habló con Josep Borrell, Alto Representante de la Unión Europea de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, y que este le dio detalles del pacto.

"Todo lo que sea mejorar el diálogo entre Belgrado y Pristina tendrá el apoyo de España. Son momentos muy complejos en el mundo donde la guerra ha vuelto, así que todo lo que sea avanzar en cooperación tendrá nuestro apoyo", ha añadido el titular de Asuntos Exteriores.

El conflicto entre Serbia y Kosovo giraba alrededor de las matrículas de coche que utilizan los serbokosovares: Kosovo les dio un ultimátum para que cambiaran las placas al nuevo modelo kosovar y amenazó con multar a los que no lo hicieran.

(c) Agencia EFE