Culiacán: "Desperté y escuché balazos", el terror que vivieron futbolistas del Correcaminos

Culiacán ha vuelto a vivir escenas de terror en el marco de la captura de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín Guzmán Loera
Culiacán ha vuelto a vivir escenas de terror en el marco de la captura de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín Guzmán Loera "El Chapo". (Getty Images)

La captura de Ovidio Guzmán en Culiacán, Sinaloa, ha sacudido a todos los rincones de la sociedad mexicana. El futbol no está exento del caos. Dos partidos profesionales ya han sido suspendidos: Mazatlán contra León, de la Liga MX, y Dorados contra Correcaminos, de la Liga de Expansión. Las imágenes y videos que se han viralizado en las últimas horas dan cuenta de un terror absoluto. Desde los bloqueos en avenidas hasta el ataque a un avión que se trasladaba a la Ciudad de México.

Desde las primeras horas del jueves, no ha habido otro asunto que ocupe las miradas de la opinión pública. A Iván Pineda, defensa del Correcaminos que se preparaba para su partido nocturno contra Dorados, lo sacó de su sueño el ruido de los balazos. Así lo contó en entrevista con AS México: “Me levanté y escuché balazos, pero no me lo imaginaba hasta que empecé a ver las noticias y las redes sociales y nos avisaron que estaba la situación complicada. Nos avisan temprano que la ciudad está con mucho movimiento, balazos, bloqueos y nos dieron rápido las indicaciones de quedarnos en nuestros cuartos, de no salir para nada, de mantenernos lejos de ventanas y estamos siguiendo esas órdenes para estar bien", relató el futbolista de 30 años.

El partido Dorados-Correcaminos estaba programado para las 21:00 horas del 5 de enero. Los planes han cambiado. Correcaminos, equipo que recorrió el máximo circuito durante las décadas de los 80 y 90, se encuentra en Culiacán, en donde debía disputar su primer partido del Clausura 2023 en la Liga de Expansión, ante Dorados, el club de la ciudad, reconocido por haber sido casa de varias figuras nacionales e internacionales: Pep Guardiola, Diego Maradona, Jared Borgetti, Cuauhtémoc Blanco y Diego Fernando Latorre, algunos nombres que han pasado por esta institución.

Iván Pineda reconoció en la misma entrevista que se siente miedo al vivir una situación así, y que se ya ha comunicado con su familia, que evidentemente se preocupó por él tras conocerse los acontecimientos. Correcaminos, representantes de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, tenía programado su vuelo de regreso para el viernes, pero, según registra Pineda, el vuelo no les ha sido confirmado pues el aeropuerto de la ciudad ha bloqueado viajes. Ambos clubes han publicado escuetos comunicados en los que mencionan la reprogramación del partido debido a circunstancias ajenas a las instituciones.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Durante el último gran conflicto entre Fuerzas Armadas y el Cartel de Sinaloa, en octubre de 2019 —conocido popularmente como Culiacanazo—, Gaspar Servio, entonces portero de Dorados, publicó varios comentarios burlescos en su cuenta de Instagram. El arquero argentino fue despedido del club y argumentó que su cuenta había sido hackeada.

El recuerdo más vívido que se tiene, cuando se habla de enfrentamientos entre autoridades y narcotráfico en un contexto futbolístico, es el sucedido en agosto de 2011 en el estadio del Santos Laguna, que disputaba un partido de Primera División contra el Morelia. El cotejo fue suspendido cuando las detonaciones afuera del reciento se hicieron evidentes; los jugadores corrieron a resguardarse en los vestidores y los aficionados cumplieron cabalmente con un impecable protocolo de seguridad que devino en un saldo blanco.

En relación con el mundo de los deportes, Julio César Chávez Junior se ha referido a Ovidio Guzmán como su amigo, además de contar, en redes sociales, que lo considera "una buena persona". La esposa de Chávez Junior, Frida Muñoz, fue pareja de Edgar Guzmán, hijo del Chapo Guzmán y hermano de Ovidio. La hija de Muñoz y Guzmán, Frida Sofía, es hijastra de Chávez Junior y sobrina de Ovidio Guzmán.

"Me llevo muy bien con Ovidio, pero ni nos vemos, la verdad. Le tengo mucho aprecio y no quiero saber nada de cosas que dicen de él y no me interesa", contó el boxeador en una transmisión de Instagram.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Ladrón ‘intrépido’ se mete a asaltar por la ventanita del Oxxo y queda atrapado