Cuidado con lo que haces delante de tu perro: se acordará

Javier Peláez

El entrenador se posiciona delante del perro mientras le mira atentamente. Se acerca a un objeto, en este caso un paraguas, y lo toca con fuerza. Después lleva al can detrás de un biombo y espera paciente durante un minuto. Tras ese tiempo los dos vuelven a la posición inicial y es entonces cuando el perro imita la acción del hombre… se acerca al paraguas y lo toca, tal y como lo hizo su entrenador.

Los seres humanos tenemos una memoria episódica muy poderosa, podemos recordar dónde estuvimos en las vacaciones del 2006, qué hicimos las navidades pasadas o los detalles de aquel viaje a Londres hace tres años. Se han realizado innumerables estudios sobre la memoria en las personas pero, como podéis imaginar, cuando se trata de investigar este campo en animales surgen muchas más dificultades.

La inteligencia de los perros ha quedado demostrada en cientos de publicaciones e investigaciones, sin embargo para conocer hasta qué punto poseen una memoria episódica similar a la nuestra necesitamos realizar otro tipo de experimentos, como el que ha presentado un equipo de investigadores del Departamento de Etología de la Universidad Eötvös Loránd en Hungría.

Demuestran la memoria episódica de los perros
Demuestran la memoria episódica de los perros

En el estudio los etólogos utilizaron a 17 perros de diferentes razas y los entrenaron para repetir acciones humanas como saltar, subirse a una silla o tocar un paraguas. Las pruebas se repitieron en intervalos de un minuto y de una hora para comprobar cómo les afectaba el paso del tiempo.

Para entrenarlos utilizaron recompensas cada vez que acertaban, pero pasado un tiempo y para eliminar los sesgos que este entrenamiento pudiera crear en los perros, ya no les daban ningún premio y aún así comprobaron que los canes podían repetir las acciones del entrenador hasta incluso pasadas las 24 horas.

Los perros poseen una buena memoria episódica hasta 24 horas después de haber visto una acción
Los perros poseen una buena memoria episódica hasta 24 horas después de haber visto una acción

Evidentemente, cuanto mayor era el lapso de tiempo transcurrido, menor era la memoria de los perros (algo que por supuesto también ocurre en humanos) y en el estudio los investigadores afirman que nuestros buenos amigos los perros recuerdan lo que ven hacer a sus amos, aunque no tengan motivo aparente para recordarlo, es decir, aunque no se les ofrezca ningún premio o recompensa. Eso sí, su memoria no es infalible y mengua según aumenta el intervalo de tiempo.

Un interesante estudio que arroja luz sobre el fenómeno de la memoria animal y que, según sus investigadores, podría repetirse en otras especies, como delfines, orcas o loros, para demostrar en futuros experimentos que este tipo de memoria también existe en más animales de los que hasta ahora se había pensado.

Claudia Fugazza, autora principal del artículo publicado en Current Biology, afirmaba en SINC que “desde una perspectiva evolutiva, este experimento demuestra que la memoria episódica no es única ni evolucionó solo en primates, sino que está más extendida en el reino animal”.

Referencias científicas y más información:

Claudia Fugazza, Ákos Pogány, Ádám Miklósi “Recall of Others’ Actions after Incidental Encoding Reveals Episodic-like Memory in Dogs“. Current Biology DOI:http://dx.doi.org/10.1016/j.cub.2016.09.057