Ucrania pide a una UE tímida más apoyo en plena crisis del gas

·3 min de lectura

Ucrania pidió este martes, durante una cumbre con la Unión Europea (UE), más apoyo para defender sus intereses frente a Moscú, en medio de una crisis energética mundial que ha reforzado la posición de Rusia, un importante productor de gas.

El encuentro tiene lugar en un contexto de precios del gas disparados en Europa, una mala noticia para Kiev que quiere frenar el gasoducto Nord Stream 2 que conecta directamente Rusia y Alemania y que, según Moscú, estabilizaría las tarifas.

Para mostrar su apoyo a este país, debilitado desde 2014 por la anexión de Crimea por parte de Rusia y una guerra con los separatistas prorrusos, los dirigentes del Consejo Europeo, Charles Michel, y de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, visitaron Kiev este martes, con el fin de reunirse con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.

El Nord Stream 2 "plantea nuevos desafíos para Ucrania, que se suman a los que ya existen", denunció Zelenski durante una rueda de prensa al término del encuentro.

"La seguridad energética es crucial para la independencia de Ucrania [...] Es necesario desarrollar una visión común a largo plazo de la seguridad energética de Europa", añadió.

Michel y Von der Leyen reiteraron varias veces que "entienden las preocupaciones" de Ucrania y prometieron "reforzar la cooperación".

La UE y Kiev "estudian diferentes escenarios para garantizar un suministro suficiente para Ucrania", que "es y debe seguir siendo un país de tránsito fiable", afirmó Von der Leyen.

La presidenta de la Comisión mencionó la posibilidad de coordinarse en materia de reservas de gas e, incluso, de abastecer a Ucrania desde la vecina Eslovaquia "si fuera necesario".

- "¿Dónde está la meta?" -

Para Ucrania, la construcción del gasoducto rusoalemán es una cuestión muy sensible porque puede hacerle perder 1.500 millones de dólares anuales obtenidos por el tránsito del gas ruso por su territorio.

El ducto, que tiene una capacidad de 55.000 millones de m3 anuales, terminó su proceso de llenado a principios de la semana pasada. En cuanto el regulador alemán dé su aprobación, entrará en funcionamiento.

Para sus críticos dentro de la UE, el gasoducto hará que la dependencia europea de Moscú aumente y advierten de que Rusia se hará de esa infraestructura un arma geopolítica.

De su lado, Moscú asegura que no quiere poner "en una posición difícil" a Ucrania, sino mostrarse como "un socio absolutamente confiable" de Europa en materia energética.

También ha negado estar alimentando la actual escalada de precios del gas para acelerar la puesta en marcha del Nord Stream 2.

Además, el presidente ruso, Vladimir Putin, prometió que no pondrá a Kiev "en una posición difícil" cerrándole el grifo.

Pero estas declaraciones no tranquilizaron a Ucrania, que teme que Rusia tenga ambiciones territoriales más allá de la península de Crimea.

"Pueden contar con que la UE" apoyará a Kiev, subrayó el martes Michel. "De forma repetida y constante, condenamos la anexión ilegal de Crimea", subrayó.

Sin embargo, más allá de un apoyo verbal, Ucrania espera que se acelere su proceso de adhesión a la UE y a la OTAN.

Por su parte, los europeos llevan años reclamando que Kiev haga más esfuerzos en materia de reformas, sobre todo de su sistema judicial, muy corrupto.

El martes, Von der Leyen aplaudió el "camino recorrido" pero pidió que el gobierno ucraniano "siga concentrado en las reformas" y en luchar contra la corrupción y contra la influencia de los oligarcas.

"Está claro que caminamos en la misma dirección pero ¿dónde está la meta? ¿Acaso no hay más que una?", apostilló, impaciente, Zelenski.

ant/alf/gkg/nzg/dbh-jvb/mb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente