La plaga de moscas que no logran controlar en la Casa Blanca

·3 min de lectura

Los chismorreos y las especulaciones políticas en torno a la Casa Blanca y sus ocupantes han sido siempre punzantes y a veces con una fuerte carga de tensión. Algunos consideran a todo ello como una suerte de plaga inevitable.

Pero las reseñas sobre recientes cotilleos que tienen lugar en la Casa Blanca aluden a otra plaga, una muy literal y molesta: la infestación de moscas que se padece, al parecer desde hace años, en la residencia presidencial en Washington DC.

(Photo by Eric BARADAT / AFP) (Photo by ERIC BARADAT/AFP via Getty Images)
(Photo by Eric BARADAT / AFP) (Photo by ERIC BARADAT/AFP via Getty Images)

El portal Politico comentó que, en una llamada telefónica reciente, Cedric Richmond, asesor del presidente Joe Biden, habló con Jared Kushner, yerno de Donald Trump y en su momento también asesor presidencial.

Según Politico, esa plática acabó tratando sobre la plaga de moscas en la Casa Blanca. "Sí, hombre, son como murciélagos", le habría dicho Kushner a Richmond, quien optó por no hacer comentarios al respecto cuando el citado portal le preguntó sobre ello.

La publicación Popular Science comenta que la Casa Blanca ha tenido que lidiar por décadas con invitados indeseables, y no se trata solo de políticos de infame memoria sino, literalmente, de plagas de cucarachas o incursiones de ratones en los pasillos de la oficina presidencial.

Se cita, por ejemplo, que a finales del siglo XIX un integrante del staff del presidente Grover Cleveland se quejó de que no sabía "que existían tantas especies de cucarachas" hasta que llegó a trabajar a la Casa Blanca y que poco menos de un siglo después un roedor causó zozobra en una reunión del Consejo de Seguridad Nacional del presidente Gerald Ford.

Las moscas, con todo, al parecer son una infestación más reciente, pero que llevarían ya más de una década atormentando a los residentes de la Casa Blanca. Las moscas causaron molestias en la casona presidencial durante el gobierno de Barack Obama y luego, durante el de Donald Trump, se ordenó la instalación de lámparas contra insectos, esas que atraen y achicharran a sus encandiladas víctimas.

Pero ello no logró, al parecer, controlar a las moscas que se han convertido en una doble herencia que la administración de Joe Biden ha acarreado desde las dos administraciones pasadas. Y, de acuerdo a The New York Times, las moscas al parecer ya pululuban allí al menos desde los tiempos del presidente George W. Bush.

No es clara qué tipo de moscas son las que zumban en la Casa Blanca, y quizá haya más de una especie. Un video de Obama luchando contra uno de esos insectos sugiere que las moscas allí son grandes y regordetas.

E incluso Obama mata ante las cámaras a una mosca que lo importunó durante una entrevista con CNBC.

Pero al parecer también podrían haber otras variedades de moscas y, en todo caso, estas han sido mucho más duraderas que presidentes de un solo mandato, como Trump, o de dos, como Obama. Y, según Politico, Trump habría dicho en alguna ocasión que pasaba tanto tiempo en su club de golf en New Jersey porque “la Casa Blanca es un verdadero basurero”, quizá en alusión a las moscas o a las obras para instalar nuevas alfombras y un nuevo sistema de aire acondicionado que se realizaron a principios de su mandato.

Sea como sea, aparentemente los esfuerzos de Bush, Obama y Trump resultaron infructuosos y las moscas siguen presentes en la Casa Blanca, ahora ocupada por Biden.

Su zumbido posiblemente se ha convertido ya en parte del escenario y al parecer ni los tan anhelados y recientemente escasos acuerdos bipartidistas han tenido poder para alejar a las moscas y moscardones de la residencia presidencial.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Los casos de covid caen por primera vez en los 50 estados de EEUU, según Joe Biden

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente