Compartió la cuenta con una crítica al camarero y encontró mofas por lo consumido

·3 min de lectura

Enrique Moris, un experto en finanzas como él mismo indica en su perfil de Twitter, ha compartido este fin de semana la cuenta abultada de un club de Marbella poniendo de manifiesto el montante del concepto ‘servicio’ (algo menos de 400 euros) y lo que consideró un error en las formas del camarero que les atendió pidiendo propina. En lugar de apoyos por el gesto del trabajador del local, lo que ha encontrado sobre todo son críticas y mofas por lo que él y sus compañeros de velada consumieron. 

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

“Un club de Marbella, nos cargan 372€ de servicio, pagamos y nos levantamos, el camarero viene corriendo cabreado preguntando si no íbamos a dejar propina. Marbella el nuevo Ibiza, engañabobos everywhere”, decía es un primer tuit junto con la fotografía de la factura, la que se ha vuelto viral por la cantidad de comentarios que ha generado.

En ella, por ejemplo, se aprecia que el total (incluyendo el concepto de servicio) asciende a 4.098 euros (512,25 euros por personas, ya que eran ocho los comensales). Aunque lo que ha llamado la atención, más allá del cómputo global, es que dos botellas de Magnum Dom Pérignon suponen la mitad de la cuenta a razón de 1.000 euros cada una. Eso y el hecho, como han hecho señalar muchos internautas de que con un champán de ese precio no parece casar mucho comer hamburguesas, beber zumo de tomate y tomar guacamole, por ejemplo. Las primeras, eso sí, de carne wagyu y a 28 euros la unidad. 

Al final, lo de menos parece haber sido “el detalle del camarero cabreado” que hay quien se ha aventurado a decir que “se lo ha inventado seguro para justificar el tuit presumiendo de factura”, como apunta una tuitera. Aunque la mayoría de críticas y burlas han tenido que ver con el precio de lo tomado más que con el coste del servicio o la propina supuestamente reclamada.

Unas horas después, y visto el revuelo generado por su comentario anterior y la cuenta, este experto en trading, como señalan algunos medios, volvió a su perfil para comentar el asunto incidiendo en que “ahora tengo a medio Twitter cabreado por subir una cuenta de un restaurante donde lo pasamos bien y sabíamos el precio que pagábamos, dejamos propina pero el camarero se equivocó en las formas de pedirla”.

EN VIDEO | La animación gráfica más viral para concienciar del uso de las vacunas

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente