Cuba: confirman fallecimiento del segundo bombero en los incendios de Matanzas

·2 min de lectura
YAMIL LAGE AFP

Elier Correa, de 24 años, murió producto de las quemaduras que padeció cuando batallaba contra el fuego en el complejo industrial que mantiene en vilo a Cuba. “Sus quemaduras no eran compatibles con la vida”, expresó la Presidencia en Twitter. Si bien el problema está controlado, esperarán a que se apaguen las llamas para buscar a otras 14 personas que desaparecieron.

Este jueves 11 de agosto se informó el deceso de un bombero de 24 años que sufrió graves quemaduras mientras estaba abocado a apagar el incendio industrial de la localidad de Matanzas.

Elier Correa es la segunda baja confirmada y no se descarta que el número suba cuando el fuego se extinga y comience la búsqueda de otras 14 personas cuyo paradero es desconocido.

“En la noche del miércoles falleció un paciente que se encontraba en estado crítico extremo, con quemaduras incompatibles con la vida”, comunicó la Presidencia de Cuba a través de su cuenta de Twitter.

Por su parte, fue el diario matancero ‘Girón’, quien difundió la identidad de la víctima. “Llegue a sus familiares, amigos y conocidos nuestro más sentido pésame ante tan dolorosa pérdida”, publicó el periódico local.

Anteriormente a la muerte de Correa se informó sobre un hombre de 60 años y hay otros cinco que están en un estado crítico.

Este siniestro que inició el pasado viernes en la base de supertanqueros de la localidad cubana está controlado, según dijeron las autoridades. Además de los 14 desaparecidos también hay otros 130 que tienen heridas, la mayoría leves.

Los extraviados son principalmente bomberos que fueron acorralados durante las primeras explosiones. El Gobierno de Cuba advirtió que la recuperación de sus cuerpos tendrá curso cuando quede definitivamente extinto el fuego.

"Ya podemos decir que el fuego está controlado", dijo el miércoles el teniente coronel Alexander Ávalos, subjefe de los bomberos.

La Administración de Miguel Díaz-Canel no reveló públicamente las estimaciones de los daños económicos que generó este incidente y que dejará consecuencias profundas en materia energética.

El complejo donde sucedió esto es el más grande para recibir importaciones de crudo y combustibles que tiene el país y se utilizan principalmente para generar electricidad en toda la isla.

“El daño va a ser importante porque es el combustible que genera la corriente del país”, dijo Daleis Macias Fuentes, quien trabaja para el Gobierno en Matanzas.

A pesar de que aún no se expidió la autorización, algunos de los 4.000 habitantes que fueron evacuados ya regresaron a sus hogares bajo advertencias.

Con EFE