Las cuatro medidas del PP para hacer frente a la subida de las hipotecas

El comité de dirección del PP, en una de sus reuniones de septiembre (Photo: Europa Press News via Getty Images)
El comité de dirección del PP, en una de sus reuniones de septiembre (Photo: Europa Press News via Getty Images)

El comité de dirección del PP, en una de sus reuniones de septiembre (Photo: Europa Press News via Getty Images)

El encarecimiento de las hipotecas tras la subida vertiginosa del euribor ahoga a las familias que apostaron por la modalidad “variable” al asumir la deuda para la compra de su vivienda. El índice de referencia ha retomado los ascensos en tasa diaria desde la semana pasada y se acerca a la cota del 3% de interés, un registro que no se veía en catorce años.

Este incremento provocará que las hipotecas que se tengan que revisar próximamente se encarezcan hasta 155 euros por cada 100.000 euros de préstamo, según cálculos de Asufin, la Asociación de Usuarios Financieros. En el caso de una hipoteca de 150.000 euros a 25 años, la cuota se encarecerá en más de 230 euros al mes y supondrá un gasto extra de más de 2.700 euros anuales.

Este importante alza del euribor está poniendo en aprietos el equilibrio financiero de muchas familias. Como lección tras la crisis del ladrillo de 2008, los bancos suelen sólo conceder créditos hipotecarios a personas o familias que tengan capacidad para destinar sólo un tercio de sus ingresos al pago de la cuota. El aumento de la hipoteca está provocando que ese equilibrio, en muchos casos, se rompa y muchas familias se vean en serias dificultades para afrontar la mensualidad.

El gobierno de Pedro Sánchez ha abierto desde hace semanas un diálogo con los bancos para ayudar a los hipotecados que se vean afectados por la subida del euribor. Tal como contó El HuffPost hace un mes, la banca española estaba estudiando congelar durante un año las cuotas de hipotecados con problemas para pagarlo. Una medida que apoyaba la vicepresidenta Yolanda Díaz pero que, a día de hoy, aún no se ha materializado.

Una protesta por un desahucio, el pasado julio de 2011 (Photo: DOMINIQUE FAGET via Getty Images)
Una protesta por un desahucio, el pasado julio de 2011 (Photo: DOMINIQUE FAGET via Getty Images)

Una protesta por un desahucio, el pasado julio de 2011 (Photo: DOMINIQUE FAGET via Getty Images)

El PP urge al Ejecutivo a tomar decisiones al respecto para aliviar a las numerosas familias preocupadas por el encarecimiento de su hipoteca. De hecho, Feijóo pone sobre la mesa cuatro propuestas para lograr dicho fin. La primera es reimplantar la desgravación por vivienda habitual para hipotecas ya firmadas, una ventaja fiscal que Rajoy eliminó en el año 2013 en plena crisis económica. Dicha deducción por compra de vivienda para hipotecas ya firmadas tendría un carácter temporal de dos años y alcanzaría a rentas de hasta 40.000 euros ampliable hasta los 60.000. La deducción se calcularía sobre un 5% del capital, un 15% de los intereses con un límite en la base de 5.000 euros que representa una ventaja fiscal máxima de 750 euros por familia y vivienda.

Ampliar el plazo de la hipoteca para bajar la cuota

Además, el PP también propone facilitar la negociación para el alargamiento
de la vida útil de las hipotecas para bajar la cuota. Es decir, si a una persona le quedan diez años para pagar su hipoteca, ampliar de nuevo el plazo para que la cuota baje de forma automática. En este caso, el equipo económico de Feijóo no estima condiciones ni límites para esa ampliación del plazo de devolución del préstamo.

Por último, pide la creación de un fondo participado por la Banca y el Gobierno para ayudar a las familias más vulnerables y aplicar el Código de Buenas Prácticas del RD/L 6/2012 adoptado por consenso por las entidades bancarias que incluye ofrecer a los deudores una quita sobre el conjunto de su deuda y la dación en pago como medio liberatorio definitivo de la deuda.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

También te puede interesar...