Cuatro exministros de Justicia urgen al CGPJ a cumplir la ley para renovar el Constitucional

·5 min de lectura
Los cuatro exministros en el Consejo General de Procuradores de España (Photo: EFE/Javier Blasco)
Los cuatro exministros en el Consejo General de Procuradores de España (Photo: EFE/Javier Blasco)

Los cuatro exministros en el Consejo General de Procuradores de España (Photo: EFE/Javier Blasco)

Cuatro exministros de Justicia, Francisco Caamaño, Alberto Ruiz-Gallardón, Rafael Catalá y Juan Carlos Campo, han urgido al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a renovar el Tribunal Constitucional nombrando a los dos magistradosque les corresponden. “El Consejo General del Poder Judicial tiene que cumplir la ley”, ha avisado el propio Ruiz-Gallardón.

Los que fueran titulares de la cartera de Justicia han intervenido en una mesa bajo el título El procurador como cooperador jurídico necesario de la Administración de Justicia, celebrada en el marco de las XII Jornadas Nacionales de Juntas de Gobierno organizadas por el Consejo General de Procuradores de España.

El que también fuera presidente de la Comunidad de Madrid, Ruiz-Gallardón, entiende que aunque parte de los vocales del CGPJ hayan podido sentir una “agresión” a sus funciones “la ley es la ley”, y son ellos los encargados de aplicarla.

“El CGPJ debe de elegir a los dos magistrados del TC para que el Gobierno haga lo mismo”, ha asegurado.

“Cuidado porque la casa se nos cae”

Por su parte, el predecesor de Pilar Llop en el Ministerio, Juan Carlos Campo, ha alertado sobre los peligros de “tambalear los cimientos judiciales”. “Cuidado porque la casa se nos cae”, ha avisado.

En esta línea, Campo ha sostenido que “lo primero” que debería hacer el CGPJ es “cumplir las leyes”. “No podemos declararnos en rebeldía: tenemos que cumplir las leyes”, ha repetido.

En esa misma línea se ha expresado el exministro Caamaño, que ha aseverado que “lo que hay que hacer ahora es cumplir las normas y cumplir con la Constitución”. “Y que cada uno tenga lo que tenga que hacer y hacer un ejercicio con responsabilidad cívica”, ha añadido.

Así, ha continuado señalando que el CGPJ “tiene que nombrar” a los dos magistrados del Tribunal de Garantías “porque tiene un plazo” que es el que fijan las leyes. “Un CGPJ que ya lleva el doble de tiempo, un TC que no se renueva en los ritmos que la Constitución quiere... pues algo estamos haciendo mal”, ha apostillado.

El exministro ‘popular’ Rafael Catalá ha recordado que lo que el CGPJ ha pedido es aplicar un “procedimiento y tiempos no urgentes”. “Creo firmemente en las personas y en la posición institucional que tienen. Estoy convencido de que serán capaces de alcanzar acuerdos para elevar la propuesta de los dos magistrados”, ha opinado.

Sus palabras llegan en la víspera de que los interlocutores designados por los sectores progresista y conservador del CGPJ se reúnan este viernes por videoconferencia para iniciar las negociaciones destinadas a nombrar los dos magistrados TC que corresponde designar al órgano de gobierno de los jueces.

Acabar con el sistema de cuotas

En lo relativo a la renovación del CGPJ, Ruiz-Gallardón ha suscrito y apoyado el discurso pronunciado por su presidente, Carlos Lesmes, en la apertura del año judicial, al tiempo que ha asumido la parte de culpa de los políticos en el fracaso del sistema de elección del mismo. “Todos lo hemos hecho mal”, ha reconocido.

En este contexto, el exministro ha sido tajante: “Hay que ir a un sistema con una participación de los jueces y la legitimación que debe tener por parte del Parlamento, pero que se acabe con el sistema de cuotas. La mayoría cualificada es que todos (los vocales) son de todos”.

A pesar de asegurar que no tiene “información” sobre las negociaciones entre PSOE y PP, Ruiz-Gallardón se ha mostrado “optimista” en que “en un plazo razonablemente breve y mucho antes de que termine la legislatura habrá acuerdo y se renovará el CGPJ porque eso es lo que necesita España”. “Ya no se si lo creo o lo deseo”, ha bromeado.

“Mala pinta” y un “ambiente enrarecido y demoledor”

Mucho más negativo se ha mostrado Catalá, que ha afirmado que no es “nada optimista sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo”. “Le veo mala pinta. Si detecto algo es tensión, conflicto, falta de diálogo, rechazo de propuestas e identifico en el horizonte: una campaña electoral que llega en seguida”, ha explicado.

A su juicio, hay un “ambiente enrarecido y demoledor”. “Es un poco descorazonador, lo reconozco. La situación, la incapacidad. Una politización innecesaria que no es real. El próximo CGPJ, que ojalá esté cuanto antes, va a tener que hacer muchas cosas: entre ellas una campaña de imagen”, ha zanjado.

Por su parte, Campo ha apuntado que “lo que da sanidad al modelo” del CGPJ es, precisamente, su renovación. “El Consejo dura cinco años. ¿Cuál es el mandato? Cada cinco, puerta. Tenemos un a priori: tenemos que cumplir las leyes”, ha avisado.

Así las cosas, Campo cree que “no puede haber constitucionalismo a tiempo parcial”. “Hay unos mecanismos que nos damos en democracia y sé que corren malos tiempos para la lírica, pero estamos viviendo una devaluación de las instituciones el estado y estamos contribuyendo todos”, ha añadido.

“El mejor” CGPJ “es el que no existe”

Caamaño, que fue titular de Justicia entre 2009 y 2011 con el PSOE, ha optado por ser “políticamente incorrecto”. “El mejor Consejo General del Poder Judicial es el que no existe. No es un elemento imprescindible, de hecho no es un poder del Estado: es otra cosa que hemos copiado”, ha afirmado.

En esta línea, el exministro socialista se ha preguntado por qué las funciones desempeñadas por el órgano de gobierno de los jueces no pueden ser asumidas por el Ejecutivo. Y es que, ha incidido, el CGPJ “es una figura” que se ha “tomado” de otros países y que “perturba” la percepción que tienen los ciudadanos de los jueces.

“Lo que politiza la Justicia en España es el Consejo, con independencia de su composición. No está funcionando en Portugal, en España y en Francia”, ha opinado.

Caamaño cree que “lo que no se puede hacer” es fijar condiciones “que no están en las leyes”. “Un Consejo que ya lleva el doble de tiempo de prestado deja mucho que pensar (...) Todos tenemos la obligación de sentarnos y llegar a un acuerdo, no solo el Gobierno y la oposición”, ha zanjado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...