Cuatro acciones de Wall Street para inversores adversos al riesgo pero con un crecimiento sólido, según Jim Cramer

·4 min de lectura

Así como hay todo tipo de vehículos financieros, también hay todo tipo de inversores. Jim Cramer señaló cuatro acciones para aquellos inversores adversos al riesgo pero que aún desean un crecimiento sólido y con productos tangibles según Brian Pacampara en Yahoo Finance.

En diciembre Cramer dijo a los miembros del CNBC Investing Club que 2022 es el año “para poseer empresas que fabrican cosas, que hacen cosas tangibles, que innovan”.

Ahora que el calendario se invirtió y las acciones en crecimiento se están desplomando un poco, poner su dinero detrás de compañías establecidas que crean productos únicos y en demanda tiene mucho sentido.

Honeywell

“En este punto del ciclo comercial, el libro de jugadas dice que tienes que ir con empresas más tangibles que hagan cosas reales y generen ganancias reales”, dijo Cramer la semana pasada en CNBC.

Una empresa que cree que encaja en ese proyecto de ley es el pilar de Fortune 100, Honeywell Intl. (La empresa ocupó el puesto 94 en 2021).

Como conglomerado industrial global ofrece una atractiva combinación diversificada de servicios y productos que van desde tecnologías aeroespaciales y de construcción hasta soluciones de seguridad y productividad.

A pesar de una cadena de suministro global complicada y la disminución de la demanda de sus clientes de aerolíneas con mucho dinero, en el tercer trimestre de 2021 aumentó las ventas en un 8 % año tras año. Las ganancias por acción aumentaron un 29% durante el mismo período.

Honeywell cerraba la sesión del martes en los 216,31 dólares y los indicadores de Ei se muestran en su mayoría alcistas.

Bausch Health

Bausch Health es una empresa farmacéutica canadiense que desarrolla, fabrica y comercializa productos farmacéuticos y medicamentos genéricos de marca que se dirigen a una amplia variedad de trastornos de la salud.

Las compañías farmacéuticas y de atención médica siempre son jugadas intrigantes en tiempos de alta inflación, ya que sus productos siguen teniendo demanda incluso si los precios suben.

Cramer, sin embargo, está más emocionado por el hecho de que la firma planea dividirse en tres entidades separadas: salud ocular, estética médica y productos farmacéuticos.

“Me gusta una gran historia de ruptura”, señaló durante un episodio reciente de Halftime Report. “Entre las divisiones planificadas en Johnson & Johnson, General Electric y Bausch, me gusta Bausch Health como la mejor ruptura”.

Las acciones de Bausch han subido un poco menos del 15% en los últimos 12 meses.

Bausch cerraba ayer en los 27,76 dólares y los indicadores de Ei se muestran mixtos.

Chevron

La segunda compañía petrolera más grande de Estados Unidos continúa beneficiándose del repunte en curso de los precios de la energía impulsado por la inflación. Pero también planea invertir una gigantesca suma de dinero en sus negocios de hidrógeno y gas natural renovable (10.000 millones de dólares para 2028) que deberían mantener la relevancia de la empresa en las próximas décadas.

Chevron tuvo un tercer trimestre que superó las expectativas el año pasado: 6.100 millones de dólares en ganancias, 5.600 millones de dólares en reducción de deuda y 2.600 millones de dólares en dividendos pagados a los inversores.

Las acciones de la compañía subieron más del 30% en los últimos cuatro meses. Podría ir aún más alto.

“Me gusta Chevron porque creo que el petróleo aún está subvaluado incluso después del año pasado”, destacó Cramer.

La cotización de Chevron se despedía el martes en los 127,97 dólares y los indicadores de Ei se muestran en su mayoría alcistas.

Eli Lilly

El gigante farmacéutico Eli Lilly & Co espera que la venta de tratamientos basados en anticuerpos contra el COVID lo ayude a generar ventas proyectadas de 28 mil millones de dólares para 2021, pero la compañía también está progresando con su medicamento experimental contra el Alzheimer, donanemab.

En junio, la Administración de Alimentos y Medicamentos designó a donanemab como una "terapia innovadora" según la evidencia clínica preliminar. Eso significa que la FDA acelerará la revisión del medicamento. Se espera una decisión sobre la aprobación del medicamento en la segunda mitad de 2022.

Una apuesta por Eli Lilly no es simplemente un juego especulativo basado en nuevas drogas. Las acciones de la empresa han subido más de un 215 % en los últimos cinco años.

Eli Lilly cerraba ayer en los 262,32 dólares y los indicadores de Ei se muestran mixtos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente