Cuatro de cada 10 alumnos que estudiaron online en pandemia no tenían medios

·2 min de lectura

Madrid, 15 jul (EFE).- Un 43,6 por ciento de los jóvenes de entre 15 y 29 años que cursaron algún tipo de formación online durante los primeros meses de pandemia no contaron con todos los recursos tecnológicos necesarios, según el informe anual elaborado por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD).

En la presentación del "Barómetro Jóvenes y Tecnología 2021" se han expuesto este jueves las conclusiones sobre la experiencia de este grupo de edad con el uso de la tecnología tras un año marcado por la educación online y el teletrabajo.

El informe refleja que casi la mitad de los jóvenes no contaron con todos los recursos y dispositivos tecnológicos que requería la formación online, un dato que se dispara hasta el 64,5 por ciento en los perfiles con una peor situación económica.

Sin embargo, solo un 12,2 por ciento de los encuestados considera negativa esta nueva modalidad educativa.

Los jóvenes adoptarían a su formación las clases online pero en su mayoría apuestan por un modelo mixto con un peso superior de la presencialidad. Pese a esto, casi el 60 por ciento quiere que su centro educativo se responsabilice de la formación del alumnado en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación.

Casi dos de cada tres encuestados valoran el teletrabajo aunque la mitad se decanta por un modelo presencial o mixto de cara al futuro.

El barómetro revela que las mujeres consideran como aspecto positivo del teletrabajo la conciliación de la vida laboral y personal, mientras que en su mayoría los hombres lo consideran negativo.

Tras el aumento del uso de la tecnología durante los meses de confinamiento casi la mitad de los jóvenes valoran más el tiempo de desconexión de internet y redes sociales.

Además, el 71 por ciento de los jóvenes considera que tiene un nivel de competencias en materia tecnológica alto o muy alto.

El investigador sobre adolescencia y juventud de la FAD Daniel Calderón ha señalado que esta concepción se debe a que la población joven ha ejercido de "mediadora" en su entorno familiar durante los meses de confinamiento y pandemia.

Calderón ha explicado que no existe un uso homogéneo de la tecnología en los jóvenes sino que se pueden clasificar en cinco perfiles.

Los "minoritarios", que utilizan aplicaciones para ligar o de apuestas deportivas; los "prácticos", que aprovechan la tecnología para gestionar su actividad personal, administrativa y comercial; los "gamers", con un destacado uso de los videojuegos; los "múltiples", relacionados con los "minoritarios" y enfocados en la ofimática, y los "sociales", el grupo mayoritario que invierte su tiempo en ocio audiovisual y comunicación social.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente