"Si los cuatro índices de Wall Street logran un cierre por encima de máximos históricos, tendremos festival alcista"

Estrategias de Inversión
·6 min de lectura


La semana pasada en Wall Street se celebró el día de Acción de Gracias y el famoso viernes negro que es el inicio de la temporada de compras navideñas. Pero la noticia estuvo en esa superación, por parte del Dow Jones, de los 30.000 puntos. Esta semana le hemos visto corregir, poco antes de esta entrevista los futuros del índice estaban cotizando en los 29.700 puntos. ¿qué análisis hace de la situación que vive Wall Street y, en el caso de que llegue la corrección, qué niveles no debería perder?  

Carlos Gil.  Las subidas han sido muy fuertes en el mes de noviembre. Hay dudas porque, lo que está sucediendo, es que estamos a final de año y son momentos de rebalanceo en los fondos que venden acciones que han subido mucho para mantener el equilibrio en cartera entre renta variable y renta fija. Estamos en un momento curioso porque el futuro del S&P 500 está cotizando cerca del máximo histórico que dejó ayer y el Nasdaq también dejo un máximo. La cuestión está en que los cuatro índices de EEUU entren en convergencia y ahí será cuando se disparen al alza. 

Si se miran los índices de contado, el lateral que ha  hecho anteriormente el S&P 500 era por la divergencia que hizo con el Nasdaq. El índice que venia retrasándose habitualmente era el Dow Jones pero perforó el nivel de los 30000 puntos, un número redondo que superar a la primera es complicado  y de hecho muchos traders se ponen cortos en ese punto esperando un recorte. Estamos en un momento en el que, en cuanto los cuatro logren un cierre claro por encima de los máximos históricos históricos y entren en convergencia, tendremos festival alcista. ¿Hasta dónde? No podemos saberlo. 

Por su parte, el Russell 200 está haciendo constantemente máximos históricos y esto es debido a las entradas de flujo de dinero y rotación de activos. 

Como siempre repasamos la situación en Europa porque, a cierre de noviembre, hemos visto muchos índices cerrar su mejor mes de la historia con la expectativa de que la vacuna y el proceso de vacunación llegue más pronto que tarde a la población. ¿Cómo se encuentran los índices a nivel técnico? 

Carlos Gil. Los índices  europeos no están en la misma situación, no están en máximos históricos. El  DAX y el Eurostoxx 50 están a cierta distancia a sus máximos. Es cierto que la esperanza de una vacuna está animando a los mercados y de hecho, llevamos un tirón muy fuerte en ambos índices, y lo mismo sucede con el CAC-40 o el MIB.  Lo importante aquí está en la zona de los 13.461 puntos del DAX. Debería romper ese nivel para entrar en convergencia  y acompañar al Eurostoxx, que ha roto la resistencia y está haciendo máximos históricos relativos.  Este índice dejó esta semana dejó los 3.538 puntos pero en el momento en que los índices americanos entren en convergencia también lo harán los europeos.  

Sin duda ha destacado el Ibex 35. Cerró noviembre con una subida del 25%, también el mejor mes de su historia….¿Qué destacarían del selectivo español?¿Ha cambiado la situación del índice tras las últimas subidas? 

Carlos Gil. Ha cambiado completamente. Lo veo de una forma muy distinta desde que cerró  por encima de 8000 puntos. Ha roto porque veníamos diciendo que mientras el sector bancario no reaccionara, en Europa no teníamos nada que hacer en los índices ni el Ibex. De hecho, la banca ha reaccionado al alza y ahora el Ibex  tiene soporte en los  7835 puntos, como mucho se podría ir a 7.500 puntos pero podemos estar tranquilos. El sector bancario está subiendo con mucha fuerza. Las expectativas que dan son buenas. Y si miramos automoción también está rompiendo al alza. 

Estamos pendientes de si habrá rally o no de final de año en los mercados pero sobre todo qué valores serán capaces de mantenerlo. Centrándonos en la bolsa española, ¿qué valores cuentan con potencial a pesar de lo que han subido en noviembre?  
Mónica Triana. Nos deberíamos fijar en aquellas compañías que corresponden a sectores cíclicos, aquellas cuyos precios suben  porque la economía vive un momento de crecimiento y cuando baja es porque entra en recesión  o se reduce el crecimiento. Especialmente, consideramos que los valores del sector bancario ahora mismo  son importantes, los giros han sido muy claros, es un giro de bajista al alza perfectamente definido.  Otros sectores como turismo, consumo, inmobiliario y manufacturas lo miraríamos con algo más de cautela porque todavía seguimos en una situación delicada hasta que la pandemia no esté controlada. 

Seguimos pendientes de las materias primas. Ayer vimos al dólar corregir con fuerza, el par llegó a la superar la zona de 1.20 que ya empieza a preocupar en Europa…y el oro lo hizo bastante bien.  ¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de aproximarnos al metal?  
Mónica Triana. El oro  bajó ayer ante las dudas sobre el paquete  estímulo estadounidense que ha fijado las previsiones en un programa más cauto.  Ayer Steve Mnuchin y Nancy Pelosi  mantuvieron conversaciones hablando de cifras que no terminan de cerrar y esto al oro le afecta mucho. Además cualquier medida de ayuda de estímulo al oro le afecta enormemente. 

A nivel técnico, tiene una tendencia muy alcista y solo ha tenido una corrección no demasiado profunda hasta el 38.2% de Fibo y ahora es importante que no pierda la media de 200 y si lo hace quizás la caída se podría acusar más y ver 1.700-1.680 dólares. Por encima de la media de 200 sesiones asistiremos a un movimiento alcista hacia los 2000 dólares y previamente veremos cómo se corta la directriz bajista que tiene en el RSI. Además, con todo esto de los paquetes de estímulos, estamos muy lejos de la situación que tuvimos en abril y  no estamos en niveles de volatilidad centrales en el oro. 

El petróleo hoy cede ligeramente lo hace a la espera de conocer qué dicen los miembros de la OPEP + en su reunión de mañana. Decidirán si mantiene por más tiempo los recortes de producción o si dan el acuerdo por finalizado, lo que tendría un efecto negativo en el precio del crudo. ¿cuáles son vuestras previsiones?
Mónica Triana. El petróleo es curioso porque tuvo susto en abril y ayer por la tarde publicó el dato previo al de inventarios que se publica hoy. Se esperaba una  disminución de 2.72 millones de barriles y nos encontramos con la sorpresa de un aumento de 4.16 millones de barriles. Aunque el dato que cuenta se publica hoy, esto no es un buen presagio. Se impusieron recortes de producción por parte de la OPEP + y se esperaba ampliar el plazo de bajada de producción de petróleo pero no consiguieron ponerse de acuerdo y ahí luchan para ver si llegan a un acuerdo para subir los precios lo suficiente para no dañar sus economías y no bajarlo demasiado para interrumpir la producción de esquisto. El nivel clave son los 50 dólares. Estamos tranquilos con que se haya superado el 61,8%, la tendencia es evidente que es distinta y las previsiones no han sido malas