¿Cuánto le costarán a cada español las elecciones del 10 de noviembre?

No hubo acuerdo posible de Gobierno y a los ciudadanos no les quedará más remedio que acudir de nuevo a las urnas el próximo 10 de noviembre. La tercera vez este año -además de las generales de abril en mayo se celebraron las municipales, autonómicas y europeas- y la cuarta vez que se vota para elegir presidente del Gobierno desde 2015. Una nueva convocatoria que hará que las arcas del Estado tengan que volver a desembolsar una cantidad de dinero que roza los 140 millones de euros. Casi 3 euros por cada español.

Nuevas elecciones, mismo presupuesto, casi 140.000 millones de euros. (Foto: AP Foto/Santi Palacios)

Con las elecciones de nuevo en el horizonte político como única vía posible para salir del estancamiento en el que la política española lleva inmersa meses y con las encuestas augurando que no va a cambiar mucho el reparto de escaños después del 10 de noviembre, ha llegado la hora de ponerse a echar cuentas y organizarlo todo otra vez. Mandar imprimir sobres y papeletas, propaganda, desempolvar las urnas, preparar las cabinas, establecer un plan de seguridad….

Todo eso contará con un presupuesto igual al de los comicios de abril, según ha confirmado a El Correo el Ministerio del Interior, encargado de poner en marcha la maquinaria electoral. Para ello primero es necesario aprobar una ampliación del crédito en el Consejo de Ministros como ya ocurrió en marzo. Este saldrá del Fondo de Contingencia y supondrá un desembolso de 138.961.517 euros.

Hace unos meses desde El Confidencial hicieron el cálculo de cuánto le costaba a cada español la convocatoria de elecciones. El resultado era de 2,97 euros. Una cifra que ascendía a 3,76 euros si solo se tenía en cuenta al dividir a aquellos ciudadanos con derecho a voto. Un precio por cabeza que puede variar alguna décima en el caso de las elecciones de noviembre debido a nacimientos, fallecimientos o mayorías de edad alcanzadas pero que será muy similar.

Más allá del dato por persona, que puede que a alguno le parezca poco abultado, lo cierto es que desde 2015, el presupuesto destinado a pagar las cuatro elecciones generales asciende a 540 millones en total. Las de abril de 2018 ya supusieron un incremento del 6,3%, como señala el diario vasco, y este se mantiene en las que tendrán lugar en menos de dos meses

Ese dinero se destina a pagar partidas como las generadas por Correos (voto a distancia, envió de papeleras y propaganda…), el despliegue de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad ese día, el pago de las dietas a los llamados a formar las mesas electorales (65 euros), urnas, cabinas, material de oficina, la empresa encargada del recuento…

Al margen de los 138.961.517 euros presupuestados quedan las subvenciones a los partidos que, como recuerda 20 Minutos, en esta campaña se reducirán en base a la aplicación de una medida legislativa aprobada en 2016. La cantidad aún se desconoce ya que debe ser aprobada por un decreto.