Cuando los capos de la mafia se reunieron en Palermo para repartirse el negocio de la heroína

A pesar de que la heroína apareció a finales del siglo XIX para uso farmacológico, muchos fueron los que vieron en ella su gran potencial adictivo y la convirtieron en una droga de gran consumo a partir del primer cuarto del XX, teniendo su gran auge en los años 60 en adelante y provocando que en los siguientes cincuenta años cientos de miles hayan sido las personas que han fallecido por causas relacionadas directa o indirectamente del también llamado ‘caballo’.

Pero el boom en su consumo no se debió al fruto de la casualidad, sino a una campaña de distribución perfectamente diseñada y llevada a cabo por la mafia donde se decidió sentar las bases del que se preveía iba a ser uno de sus más rentables negocios: el tráfico ilegal de heroína.

[Te puede interesar: El juez antidroga que se atrevió a plantar cara a la mafia marsellesa]

Para ello se convocó una reunión a la que acudiría los más importantes capos de las mafias italianas en América y Europa y que tuvo lugar entre el 12 y el 16 de octubre de 1957 en el lujoso Grand Hotel des Palmes de Palermo, capital de Sicilia (Italia) y que pasó a la Historia como ‘la gran cumbre de la heroína’.

Los más famosos gánsteres de la ‘Cosa Nostra americana’ provenientes de las conocidas como ‘Cinco familias de Nueva York’ se reunieron con quienes movían los hilos en la mafia siciliana y a lo largo de cuatro días discutieron cómo sería el negocio, las rutas de distribución y los beneficios a repartir.

Evidentemente no hay registros y pruebas específicas que demuestren que se llevó a cabo tal cumbre, debido a la delicadeza del asunto y la trascendencia criminal de los asistentes, pero sí que existen una serie de datos y algunos testimonios de la época que tras analizarse se puede llegar a la conclusión de que se realizó dicha reunión y cuál fue el carácter de la misma.

[Te puede interesar: Enrico de Pedis, un gánster enterrado entre Papas]

Hay pruebas de la presencia en Palermo de relevantes personajes vinculados a la mafia norteamericana como Joseph ‘Joe’ Bonanno, que en aquel momento era el más destacado de los gánsteres de Nueva York y que se hospedó en el Grand Hotel des Palmes un par de días antes de que diera inicio la hipotética cumbre. Lo acompañaba un séquito de miembros de otras familias sicilianas residentes en los Estados Unidos y en los siguientes días el trasiego por el hotel de personajes vinculados con la Cosa Nostra fue continuo.

Por parte de la mafia siciliana por allí se vio aparecer a viejos conocidos de la policía, entre ellos a Salvatore “Ciaschiteddu” Greco o los hermanos Salvatore y Angelo La Barbera, quienes saldría muy reforzados de la reunión y cogerían el liderazgo durante los siguientes años.

Pero una de las presencias más sorprendentes fue la de Lucky Luciano, el gánster que años atrás había llegado a controlar la mayor parte de los negocios sucios de Nueva York y que desde hacía un par de años residía en Nápoles tras exiliarse de EEUU debido a su directa implicación en el magnicidio del presidente panameño José Antonio Remón Cantera.

[Relacionado: El gánster que ordenó asesinar al presidente de Panamá]

Lo que sí que se sabe con certeza sobre lo que allí ocurrió y se habló es que a partir de aquella fecha las cosas respecto a la distribución y tráfico de heroína cambiarían mucho y ese sería el punto de partida para el auge que esa droga tuvo a lo largo de las siguientes décadas.

Cabe destacar que justo un mes más tarde, el 14 de noviembre de 1957, la policía estadounidense asestó un duro golpe a la mafia realizando una redada durante una reunión que se estaba llevando a cabo en el condado de Tioga (población al norte del Estado de Nueva York) y en la que se detuvo a 62 personas vinculadas con el crimen organizado en EEUU, entre ellas varios de los personajes que habían estado presentes en la cumbre de Palermo. Todo parece indicar que aquella reunión debía servir para informar de lo pactado con la mafia siciliana y repartir el pastel con los distintos grupos que formaban parte de la Cosa Nostra norteamericana.

[Te puede interesar: Cuando la detención de Al Capone dejó sin comer a miles de personas]