Cuando los editores del New York World manipularon sus noticias para sabotear la reelección de Abraham Lincoln

·5 min de lectura

Es frecuente escuchar el término ‘Cuarto poder’ como alusión a la importante influencia que tienen los medios de comunicación entre la sociedad y opinión pública y, sobre todo, en muchos gobiernos y sus representantes.

(imagen vía Library of Congress – Wikimedia commons)
(imagen vía Library of Congress – Wikimedia commons)

Numerosos son los casos en los que una campaña de desprestigio por parte de determinada prensa, hacia un candidato político, ha provocado su hundimiento en las urnas o el tener que abandonar un cargo.

Los periodos electorales son los momentos en los que mayor es la presión mediática ejercida desde periódicos, radios, televisiones y, actualmente con gran fuerza, también redes sociales, pudiendo ser determinante aquello que se publique sobre una formación o un candidato concreto para inclinar la balanza de apoyo popular hacia un lado u otro.

Pero esto no es algo que haya surgido recientemente, pudiendo encontrar que siglos atrás ya se utilizaba la manipulación de noticias y filtración de informaciones falsas (lo que hoy conocemos como ‘Fake News’) en importantes citas electorales.

Una de esas ocasiones la encontramos en la campaña electoral a las presidenciales de los Estados Unidos de 1864, unas elecciones en las que se presentaba para la reelección Abraham Lincoln, por el Partido Republicano (que concurrió bajo una coalición denominada ‘National Union Party’ - Partido de la Unión Nacional-), y que ganó por un margen de cuatrocientos mil votos populares (aunque barrió en los votos electorales) a su contrincante demócrata, George Brinton McClellan.

A pesar de que cuatrocientos mil votos de diferencia puede resultar una cantidad de apoyos lo suficientemente holgada para programarse vencedor, cabe destacar que Lincoln estuvo muy cerca de no ganar aquellas elecciones del 8 de noviembre de 1864, debido a varios factores:

El primero por la enorme abstención que se produjo entre los votantes de los Estados Confederados (teniendo en cuenta que la cita electoral se celebró en plena Guerra Civil) y sí los electores del sur hubiesen ejercido su derecho al voto es más que probable que McClellan se hubiera alzado con el triunfo con un amplio margen de votos a su favor, debido a que era un candidato que estaba en contra del abolicionismo y la emancipación de los esclavos que proponía el presidente Lincoln.

Pero otro de los motivos por el que el mandatario estadounidense estuvo a punto de no ser reelegido fue por la feroz campaña de desprestigio y de continua publicación de noticias falsas que se realizó desde cierto sector de la prensa, siendo uno de los rotativos que más empeño puso en sabotear la reelección de Lincoln el periódico New York World, un prestigioso diario que años después pertenecería al magnate de la prensa, Joseph Pulitzer, y que se haría muy famoso su enfrentamiento con su principal competidor, William Randolph Hearst, propietario y editor del New York Journal, dando origen a la famosa expresión 'prensa amarilla' (Yellow journalism).

Pero, un par de décadas antes de pertenecer a Joseph Pulitzer, el New York World, a través de su entonces propietario, Manton Marble, y su editor jefe, David Goodman Croly, se dedicó a publicar infinidad de Fake News, a lo largo de todo el año 1864, con el fin de perjudicar la campaña electoral de Lincoln, a quien consideraban un traidor a los EEUU (entre otras cosas por querer acabar con la esclavitud).

Entre las noticias falsas que se publicaron en este periódico estuvo la que anunciaba que el presidente solicitaría el alistamiento en el Ejército de la Unión de medio millón de voluntarios (para ir a luchar a la Guerra de Secesión), algo que era totalmente falso y que provocó una fuerte caída de la bolsa de Nueva York.

Pero uno de los bulos que más perjudicó a Abraham Lincoln, y que le restó un gran número de apoyos electorales, fue un panfleto que fue impreso y puesto en circulación por el New York World, en el que su editor jefe (David Goodman Croly) junto a uno de sus principales redactores (George Wakeman) escribieron, como si se tratara de un texto lanzado por alguien de la administración del presidente Lincoln o del Partido Republicano, una publicación que llevaba por título 'Miscegenation: The Theory of the Blending of the Races, Applied to the American White Man and Negro' (Mestizaje: La teoría de la mezcla de razas, aplicada al hombre blanco y negro estadounidense), en el que, a lo largo de 72 páginas, se defendía la mezcla entre razas y el matrimonio entre personas de diferente color de piel.

Aquel texto escandalizó a un importante sector de la población, quienes apoyaban las leyes abolicionistas del presidente Lincoln, pero que veían como algo antinatural y que iba en contra de los principios de los seres humanos unir a personas de razas diferentes.

Afortunadamente para Lincoln, se descubrió el engaño y filtración de dicho panfleto desde el New York World, pudiendo desmentir dicho bulo (que ya se había extendido por gran parte del país) y necesitando de periódicos afines a su candidatura para difundir de que se trataba de una mentira organizada por el NYW con el fin de sabotear la reelección electoral del presidente.

Como dato curioso, cabe señalar que el término ‘Miscegenation’ utilizado dentro del texto fue acuñado por primera vez por David Goodman Croly y George Wakeman, a raíz de unir los vocablos latino ‘miscere’ (mezcla) y ‘genus’ (género, tipo, raza…), dando lugar a la palabra ‘mestizaje’ que utilizamos actualmente.

Se puede leer, gratuita y legalmente, una copia del mencionado panfleto a través de una copia digitalizada que se encuentra en la web del a Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos: https://www.loc.gov/item/05009520/

Fuentes de consulta e imagen: thedailybeast/ QUARTZ/ hoaxes/ etymonline / Library of Congress / Wikimedia commons

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente