Cuando Boccaccio se inspiró durante la cuarentena de peste negra de 1348 para escribir su obra ‘El Decamerón’

La actual pandemia de coronavirus y el obligado confinamiento, por el estado de alarma, ha ayudado en cierta medida para que numerosísimas personas aprovechen todo su potencial creativo y se creen una cantidad incalculable de obras (en cualquier campo o disciplina), muchas de ellas presentadas o puestas a disposición de todo el mundo a través de las redes sociales.

Ilustración sobre la plaga de peste en Florencia de 1348, tal y como se describe en ‘El Decamerón’ de Boccaccio (imagen vía Wikimedia commons)

Pero ese torrente creativo en plena cuarentena no es algo aislado que ha ocurrido exclusivamente en esta ocasión, ya que son incontables las obras (literarias, musicales, pictóricas…) que han nacido de la genialidad e inspiración se sus autores mientras se encontraban manteniendo un aislamiento durante alguna epidemia.

Días atrás publicaba en este blog ‘Cuaderno de Historias’, cómo Ernest Hemingway escribió su novela ‘Fiesta’ durante la cuarentena en la que su pequeño hijo había contraído la tosferina y que, además, lo hizo acompañado de su esposa y su amante. Otros personajes que aprovecharon estar confinados para crear fueron William Shakespeare, de quien, un gran número de expertos e historiadores, señalan que escribió ‘El rey Lear’ durante la cuarentena del siglo XVII por la peste o el caso de Edvard Munch, a quien le sirvió enfermar de la gripe de 1918 y permanecer largo tiempo aislado para pintar un año después el cuadro 'Autorretrato después de la gripe española'.

Otro escritor que aprovechó unas circunstancias similares para inspirarse la que sería su obra cumbre fue Giovanni Boccaccio. El confinamiento al que se sometió cuando la epidemia de ‘peste bubónica’ de 1348 (o ‘peste negra’, como también se le denominó) apareció en Florencia, le sirvió de inspiración y base para escribir ‘El Decamerón’, un libro en el que se recogían un centenar de cuentos cortos o fábulas y que eran explicados cada día, durante diez jornadas de cuarentena, por una decena de jóvenes confinados (siete mujeres y tres hombres) con el fin de irse entreteniendo en su aislamiento dentro de la florentina iglesia de Santa Isabel María Novella.

Aquella epidemia de peste bubónica se originó en Asia a finales del siglo XIII y a lo largo de las siguientes décadas se fue trasladando hacia la Europa occidental y dejando por el camino millones de muertes (se calcula que fallecieron más de cincuenta millones de personas).

Hacia mediados de la década de 1340 la pandemia había llegado desde el sur a lo que hoy conocemos como Italia y, rápidamente, fue extendiéndose por toda la península. En 1348 Florencia fue uno de los lugares más afectados, falleciendo el 60 por ciento de la población florentina.

En aquel momento, Giovanni Boccaccio tenía 35 años de edad y ya contaba con una decena de obras escritas y residía en la población de Forli, donde el influyente noble italiano Francesco Ordelaffi lo mantenía como mecenas, pero la irrupción de la epidemia de peste y el hecho de enterarse del fallecimiento de su madrastra, propició su viaje hacia Certaldo, pequeña población donde nació, situada en la entonces República de Florencia.

Se instaló a vivir en una casa en pleno campo de la Toscana, donde permaneció aislado y cumplió una estricta cuarentena que evitó contacto alguno tanto con personas infectadas como con ratas y pulgas, que eran el verdadero foco de infección y transmisión.

Allí, en la soledad de aquel lugar, Boccaccio comenzó a darle vueltas y tomar notas a lo que sería su obra maestra. Aquella cuarentena tan solo le sirvió de inspiración, debido a que para entretenerse trataba de leer relatos cortos de otros autores, dándole la idea para la estructura y argumento de ‘El Decamerón’: diez jóvenes aislados durante la peste y explicándose cada uno de ellos un cuento cada día, con el fin de hacer más llevadero aquel confinamiento.

En 1349,  una vez mitigado en parte los efectos de la peste, Boccaccio empezó a escribir El Decamerón, finalizándolo tres años después y convirtiéndose en una de las obras más importantes de la literatura universal.

Fuentes de consulta e imagen: newstatesman / historiayvida / bookstr / nationalgeographic / news.ncf.edu / Wikimedia commons

 

Más historias que te pueden interesar: