Madera vs plástico: ¿cuáles son las mejores tablas para picar alimentos?

·4 min de lectura

Las tablas para cortar los alimentos son fundamentales en las cocinas desde tiempos ancestrales. Y no es para menos, pues éstos utensilios son el equivalente a una parada obligada, por donde tienen que pasar las carnes, los vegetales y aliños que luego serán utilizados en las distintas recetas para ser picados, cortados, troceados o deshuesados. Sin embargo, en muchos hogares se desconocen las reglas básicas para cuidarlas, las cuales van más allá de mantenerlas en buen estado.

Ahora, ¿cuáles son las mejores, las más duraderas y más practicas? ¿Son las elaboradas en madera o son las de plástico? ¿Qué medidas debemos tomar para evitar que se conviertan en foco de transmisión de enfermedades? En Yahoo Vida y Estilo hemos consultado sitios especializados en cocina, estudios científicos y a expertos para intentar responder estas dudas.

LEER MÁS

“Las tablas de cortar son imprescindibles, tanto como los cuchillos. Casi todo menú, en casa o en restaurante requiere, la manipulación de sus ingredientes sobre ellas, ya que proporcionan una superficie plana y estable que hace que la preparación resulte más cómoda, fácil, ordenada y segura”, afirmó el chef español y asesor culinario, Carlos Nuñez, en una entrevista al diario El País, quien insta a utilizarlas correctamente para evitar problemas.

Las tablas de madera siguen siendo muy utilizadas en los hogares, pese a que hay quienes sostienen que pueden propagar baterias (Getty Image)
Las tablas de madera siguen siendo muy utilizadas en los hogares, pese a que hay quienes sostienen que pueden propagar baterias (Getty Image)

¿De madera o de plástico?

Las tablas de madera y de plástico, son las más comunes y tienen sus detractores y sus defensores. En el caso de las primeras hay que advertir que en muchos países está prohibido su uso en establecimientos comerciales como restaurantes y cafeterías. ¿La razón? Porque la madera por tratarse de una superficie porosa que puede acumular restos de alimentos y agua, abriendo así las puertas para desarrollar bacterias y producir la llamada contaminación cruzada.

¿Qué es la contaminación cruzada? “Es la transmisión de microorganismos de un alimento ya contaminado, como por ejemplo carne cruda, a otro alimento que ya se encuentra cocinado (un guiso) o desinfectado”, explicó la experta argentina en Gestión de Agroalimentos, María Laura Villanueva, en un artículo. La contaminación cruzada contribuye a provocar intoxicaciones producto de patógenos como la salmonella y campylobacter, listeria y E.coli.

En países como México en los restaurantes y cafeterías solamente se pueden utilizar las tablas de plástico (Getty Image)
En países como México en los restaurantes y cafeterías solamente se pueden utilizar las tablas de plástico (Getty Image)

Para reducir estos riesgos en países como México no está permitido emplear tablas de cortar de madera en las cocinas comerciales. Así lo establece expresamente la Norma Oficial de Practicas de Higiene para el Proceso de Alimentos, Bebidas o Suplementos Alimenticios de 2009.

Diferentes colores

Las de plástico son muy utilizadas en restaurantes y cafeterías, porque su superficie es más dura y de paso vienen en varios colores. ¿Por qué en diferentes colores? Para asignarle un uso exclusivo a cada una:

  • Las rojas son para las carnes crudas (rojas)

  • Las verdes para los vegetales y frutas

  • Las amarillas para las aves

  • Las azules para los pescados y los mariscos

  • Las marrones para las carnes cocidas y los fiambres

  • Las blancas para las pastas, el pan, la bollería y los quesos

No obstante, por su precio, durabilidad y estética las de madera continúan siendo muy empleadas en los hogares de medio mundo. Asimismo, un estudio de la Universidad Fulda de Ciencias Aplicadas, en Alemania, arrojó que siempre que se limpien correctamente las tablas de madera son perfectamente seguras. Asimismo, otros estudios han revelado que la madera presenta un efecto bactericida, lo cual dificulta el crecimiento de las bacterias en su superficie.

Últimamente las de polipropileno reforzado han comenzado a volverse muy populares, pues se desgastan menos, no guardan olores y han probado ser seguras.

Para tomar en cuenta

En los sitios especializados en cocina animalgourmet.com y directoalpaladar.com recomiendan lavar las tablas nada más utilizarlas.

Sin embargo, en el caso de las de madera se advierte que un chorro de agua o un enjuague superficial con detergente no será suficiente. Por ello, una vez por semana se recomienda rascarla con una esponja y detergente, luego sumergirla completamente en una solución de lavandina o cloro durante 5 minutos y después dejarla secar al aire o secar con rollos de papel.

Las tablas de plastico vienen en distintos colores y cada color tiene asignada una función (Getty Image)
Las tablas de plastico vienen en distintos colores y cada color tiene asignada una función (Getty Image)

Una operación similar se debería realizar con las de plástico, aunque esparcirles sal y limón también es recomendable para eliminar cualquier impureza.

Sea cual sea el material que escojamos, lo importante es que se tenga a mano más de una tabla para diferentes usos. “Es recomendable disponer de dos tablas de cortar en casa. Una destinada a aquellos alimentos crudos que luego se van a consumir cocinados (como carne y pescado) y otra para los alimentos que se van a consumir crudos (verduras, embutidos, queso)”, apuntó la especialista en Seguridad Alimentaria, Beatriz Buitón, quien en un artículo sobre el asunto, indicó que de esta manera se reducen los riesgos de intoxicaciones.

¿Cuándo reemplazarlas?

Cuando la tabla -sea de madera o de plástico- presente en su superficie rayaduras y cortes difíciles de limpiar, es necesario reemplazarla por una nueva.

NO DEJES DE LEER

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente